La provincia recicla cinco veces más envases que en el año 2001

El diputado Bartolomé Cruz en su visita a la planta de Ibros. /IDEAL
El diputado Bartolomé Cruz en su visita a la planta de Ibros. / IDEAL

2018 cierra con un aumento de casi el 50% de los escombros recuperados en las plantas y puntos de recogida y tratamiento

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJAÉN

Más conciencia entre los jienenses y más puntos y facilidades para reciclar. La provincia de Jaén cerró el año 2018 con la recuperación de 9.232 toneladas de papel-cartón; 8.000 de envases ligeros y 5.737 de vidrio, cifras que «consolidan la recogida y reciclaje de residuos en Jaén», según destacó ayer el diputado de Servicios Municipales, Bartolomé Cruz, que incidió también en «la evolución experimentada desde el año 2001», en el que se puso en funcionamiento la planta de clasificación y tratamiento de Ibros, a la que son conducidos estos residuos recuperables, con cifras que en el caso de los envases ligeros, dentro de los que se incluyen plásticos, latas o bricks y que depositan el en contenedor amarillo, «se han multiplicado por cinco».

Junto a los residuos separados por los usuarios, la Diputación de Jaén destacó el incremento de los materiales recuperados en los centros Guadiel y Sierra Sur, donde se trata la basura que no ha sido separada por los usuarios. En total, cerca de 11.900 toneladas en 2018, un 14 por ciento más que en el año anterior. Asimismo, explicó que se ha mejorado la eficiencia en el tratamiento de residuos en estas plantas, «objetivo con el que se implantó en los primeros meses del año una tecnología para la selección de residuos que automatizaba y mejoraba parte de los procesos desarrollados en estos centros».

Más centros de Jaén

Entre los materiales que se recuperan figuran, junto a papel-cartón, vidrio y envases, otros más específicos como el aluminio, el cobre o residuos electrónicos. Por otra parte, Cruz valoró los datos de residuos de la construcción y la demolición (RCD) recogidos en la red de instalaciones que se están creando para tal fin (con cuatro plantas ya en funcionamiento: Cazorla, Navas de San Juan, Úbeda y Jaén) y puntos de acopio repartidos por toda la geografía provincial.

De las 10.800 toneladas recogidas en 2017 se ha pasado a las 26.567 de 2018, lo que supone un «incremento cercano al 50 por ciento». Son datos que «respaldan la puesta en marcha de este plan pionero para facilitar el tratamiento de los residuos de la construcción y la demolición y evitar la proliferación de escombreras ilegales», apuntó el diputado.

Los tres centros de tratamiento y recuperación, en Ibros, Guadiel y Sierra Sur, así como las plantas de tratamiento de RCD, son gestionados por Resurja, empresa mixta participada por la Diputación de Jaén y el grupo privado Urbaser. Resurja se encarga a su vez de la recogida de estos residuos, separados en domicilio y no separados, en la mayor parte de los municipios de la provincia.

 

Fotos

Vídeos