«Tenemos que ver a las personas en riesgo de exclusión como una riqueza social»

María José Quijano, en el Palacio de Jabalquinto de Baeza./IDEAL
María José Quijano, en el Palacio de Jabalquinto de Baeza. / IDEAL

María José Quijano, profesora de la UJA, habló ayer sobre la inclusión de los discapacitados en las universidades

LEONARDO LÓPEZJaén

Al escuchar el término 'personas en riesgo de exclusión social', mucha gente lo asocia a personas que se encuentran en una situación de pobreza a quienes solo les queda pedir limosnas a las puertas de las iglesias y supermercados. Pero no es así. El 27,9% de la población española se encuentra en riesgo de exclusión social. O lo que es lo mismo, un total de casi 13 millones de personas se encuentran en esta situación, según el último informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español publicado el año pasado.

Esto es un problema generalizado y, por ello, la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) ha dedicado uno de los cursos de verano que organiza en Baeza para tratar este tema. Bajo el título, 'Preparador laboral y personal de apoyo sociolaboral para colectivos en riesgo de exclusión social', la sede Antonio Machado del municipio baezano acoge este curso en el que participó la profesora de la Universidad de Jaén María Luisa Quijano López, que se centró en la inclusión del alumnado en riesgo de exclusión social en las universidades. «Hemos visto cómo se atiende al alumnado, cuál es el protocolo de actuación para facilitar la inclusión de estas personas y cómo son los servicios que se ofrecen desde las universidades», explicó María Luisa Quijano en relación a la temática de su intervención durante este curso.

Para que la inclusión de este tipo de personas en las universidades sea efectiva es necesario que el profesorado esté formado en este aspecto y, así, satisfacer las necesidades del alumnado. «Hemos tratado el tema de la formación del profesorado para atender al alumnado en riesgo de exclusión, pero también la formación del alumnado, que son el futuro de la sociedad y que, de esta forma, estén implicados con la inclusión social», señaló la profesora de la universidad jienense.

Tipos de riesgo de exclusión

Pero, ¿cuáles son las personas a las que se considera que están en riesgo de exclusión social? Según María Luisa Quijano, hay muchas tipologías. «Los casos más comunes son los de discapacitados de diversidad funcional. Son personas que tienen algún tipo de discapacidad y necesitan un apoyo especial y un servicio específico que esté cumplimentado en la organización universitaria», apuntó la docente. Pero para que estas personas puedan estar totalmente integradas en la comunidad universitaria, necesitan que se les facilite su día a día. «Necesitan una atención especial y accesibilidad, no solo al documento y a la información, sino también una accesibilidad física para que estén incluidos y hacer posible esa igualdad de oportunidades», añadió Quijano López.

Sin embargo, no son los únicos casos de riesgo de exclusión social que se dan en el ámbito universitario. «También hay casos de riesgo de exclusión de inmigrantes, de acoso o de discriminación por género aunque en realidad son los menos frecuentes», apostilló la profesora de la UJA.

«Hace falta concienciación»

La implicación de organismos públicos y privados es importante para llevar a cabo la inclusión de estas personas en las universidades. Un ejemplo es el de la ONCE, que organiza un programa en el que participan 15 universidades y entre las que se encuentra la UJA. «Es un programa destinado para discapacitados intelectuales que son los que mayor riesgo de exclusión social tienen por su menor formación y por la enorme tasa de desempleo que se sufre dentro de este grupo», explicó María Luisa Quijano.

Además, la profesora mostró su satisfacción por los «buenos resultados» obtenidos. «Hemos obtenido resultados positivos en cuanto a la autonomía de estas personas y en cuanto a la sensibilización tanto del profesorado y como del alumnado porque la inclusión no puede ser posible sin la implicación de todos», aseveró Quijano López.

Pese a todo, la docente cree que «falta mucho por hacer todavía» en este campo. «Si es verdad que ahora se destinan más recursos y se avanza en este campo pero aún hace falta más concienciación en la sociedad y que la gente vea a estas personas como una riqueza social», destacó la docente de la universidad jienense.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos