Nieve y complicaciones en las carreteras

Vista de las calles de Segura de la Sierra cubiertas de nieve. /IDEAL
Vista de las calles de Segura de la Sierra cubiertas de nieve. / IDEAL

Los camiones tuvieron que quedarse inmovilizados para evitar el paso por Puerto Carretero

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZJAÉN

La primera hora de la mañana y la última de la tarde noche dejaron el mayor número de incidencias en las carreteras por la nieve que ayer cayó en media provincia. Eran casi las diez de la noche cuando la Guardia Civil procedió a avisar del embolsamiento de camiones y articulados en el área de servicio del Restaurante Oasis, en la A-44, a la altura de La Cerradura, ante la imposibilidad de circular los vehículos pesados por el Puerto Carretero, unos kilómetros más adelante.

La Dirección General de Tráfico marcaba a última hora de ayer el nivel amarillo (circulación irregular) en el tránsito por ese puerto de montaña. La circulación estaba prohibida para los vehículos pesados y para el resto solo se podía circular a 60 kilómetros por hora debido a la presencia de nieve.

La otra zona donde la nieve también complicó los desplazamientos a última hora fue en Alcalá la Real. En la A-335, a la altura de Hortichuela, los vehículos pesados tampoco podían circular y el resto solo podía hacerlo con cadenas. La circulación también estaba condicionada, por presencia de nieve, aunque a nivel verde, en la N-432 y en la A-339, en Alcalá la Real.

Había previsión de nieve y hubo nieve. El domingo se despertó blanco en buena parte de la provincia, no solo en las zonas más altas, como Cazorla y Segura, acostumbrados a esa estampa, sino también en muchas localidades de La Loma, como Sabiote, Torreperogil, Úbeda y Baeza, en Las Villas; en la Sierra Sur, como en Valdepeñas, o en Sierra Mágina, como en Arbuniel. Donde no se vio la nieve fue en Jaén capital, a pesar de que se esperaba. Solo los picos más altos de Jabalcuz lucieron de blanco, aunque la tradicional 'montera' de esta sierra, no permitía distinguir con claridad entre nieve y bruma. Durante las primeras horas de la mañana y hasta el mediodía también hubo complicaciones en el tráfico en varias zonas de la provincia, aunque a partir de esa hora se fue recuperando la normalidad.

Concretamente, a primera hora de la mañana se complicaba la circulación en la A-319, en el Puerto de las Palomas, entre los kilómetros 16 al 38, que discurren entre Cazorla y Arroyo Frío. Allí era necesario el uso de cadenas, pero tras trasladarse a la zona los vehículos de Mantenimiento de Carreteras de la Junta de Andalucía, Guardia Civil, Policía Local y Bomberos, pasadas las diez de la mañana quedó limpia.

También se activó el nivel rojo de alerta en la A-6206, entre Quesada y Pozo Alcón, donde era obligatorio el uso de cadenas y se pedía la circulación con precaución por la presencia de nieve, según los datos de la Dirección General de Tráfico, facilitados por el servicio de emergencias 112.

La circulación estuvo condicionada durante varias horas en la A-4 por niebla desde el kilómetro 245 al 263 a la altura de Santa Elena, en ambos sentidos.

En la N-322 se pedía la precaución por la presencia de hielo en algún tramo de la calzada, a la altura de Villacarrillo. Y en las zonas más altas, como Santiago Pontones, se reclamaron refuerzos para limpiar de nueve los accesos ante el riesgo de quedarse incomunicados.

A última hora de ayer, la Agencia Estatal de Meteorología mantenía activa la alerta naranja por nieve en la capital y en los montes de Jaén, mientras que descendía el riesgo a nivel amarillo en Cazorla y Segura y en Sierra Morena y el Condado.

Para hoy, la alerta activada es amarilla por riesgo de nieve en las tres mismas zonas de la provincia: capital y montes de Jaén, Segura y Cazorla y Sierra Morena y el Condado. Se esperan acumulaciones de hasta ocho centímetros de Cazorla y Segura y de hasta 2 centímetros en el resto. Para el martes, todo vuelve a la normalidad, sin previsión de alerta alguna.

 

Fotos

Vídeos