Más de la mitad de los trabajadores de la provincia no llegan ni al salario mínimo actual

Una trabajadora coloca flores en un jardín. /FOTOLIA
Una trabajadora coloca flores en un jardín. / FOTOLIA

El propuesto por el Gobierno para 2019 de 900 euros supera al sueldo medio de los jienenses, los que menos cobran de todo el país

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJAÉN

El gobierno de España alcanzó ayer un principio de acuerdo con su principal aliado, Podemos, para los presupuestos de 2019 que contemplan un notable aumento del salario mínimo e impuestos sobre las grandes fortunas. El pacto prevé un aumento del 22,3% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) mensual, pasando de los 736 euros a 900 medidos en 14 pagas (1.050 euros en 12 mensualidades). Un aumento que de llegar a producirse tendría importantes consecuencias en el mercado laboral, hasta límites difíciles de calibrar.

En el caso de la provincia de Jaén esa cifra es poco menos que una quimera actualmente para un gran número de trabajadores. Según los últimos datos oficiales de la Agencia Tributaria, correspondientes a 2016, el salario medio anual de los jienenses según su declaración de la renta es de 12.462 euros. Es el más bajo de todo el país claramente. En Andalucía es de 14.868 en Andalucía y en España de 18.835.

Si se divide entre catorce pagas el resultado es de 890 euros por cada trabajador en la provincia. Eso sí, hay que tener en cuenta que al tratarse de una media hay más variables a tener en cuenta, como que no todos los que recoge la Agencia Tributaria trabajan a jornada completa. En cualquier caso, sirve para hacerse una idea de cómo está el mercado laboral jienense.

Y es que según estos mismos datos más de la mitad de los trabajadores jienenses no ingresan al cabo del mes ni el salario mínimo de 2016, que era de 655 euros (9.172 anuales), ni mucho menos al actual de 735. En total, 140.192 cuentan con ingresos inferiores, el 52,6% de los ocupados de la provincia. 105.352 aseguraban cobrar entre el 0 y el 0,5 del SMI y 34.840 entre el 0,5 y el 1.

El porcentaje de los que no llegan en sus ingresos ni al salario mínimo interprofesional ha aumentado en la provincia de Jaén con respecto incluso a los años más duros de la crisis. En 2011 este porcentaje era de tres puntos más bajo, el 49,6% -el SMI en esos instantes se situaba en 8.979,6 euros-.

A la cola del país

Las estadísticas divulgadas por Hacienda sobre las retribuciones tomando como base IRPF no reflejan, además, obviamente, ese veinticinco de economía sumergida que, en teoría, hay en Jaén. Pese a ello, la realidad provincial apunta a una precariedad laboral altísima con un paro enorme, inestabilidad y en la que los que trabajan cada vez están cobrando menos. De cada cien contratos de trabajo que se han realizado en suelo jienense en lo que va de año, 97 han sido temporales y solo tres indefinidos.

Estamos asistiendo, claramente, a una depreciación del 'factor trabajo', acusado en la provincia. No solo porque haya un 40% de paisanos que no llegan ni a los 400 euros para 'echar' el mes, sino porque también la Agencia Tributaria constata que Jaén es la provincia española cuyos empleados reciben menos de esos 900 euros de SMI que ayer puso sobre la mesa para el próximo año el Gobierno.

Fotos

Vídeos