El mayor patrimonio hidrográfico

Miembros de la Asociación que buscan la promoción de los atractivos turísticos del municipio./IDEAL
Miembros de la Asociación que buscan la promoción de los atractivos turísticos del municipio. / IDEAL

La Asociación Vilches Turismo está empeñada en promocionar los recursos turísticos del municipio, que son muchos, y entre los que destacan sus pantanos, pero también su fortaleza y Óppidum ibérico, así como sus parajes naturales

CARMEN CABRERAVILCHES

Sabía que el municipio de Vilches posee el mayor número de kilómetros de costa interior de toda Europa? Cuenta con tres pantanos dentro de su término: el de embalse de La Fernandina, el pantano del Guadalén y el más reciente, el embalse de Giribaile. Además, por él circulan los ríos Guarrizas, Guadalén y Guadalimar. Y en su término está el Monumento Natural El Piélago. Puede que no lo sepa, pero no sería el único. Hay muchos jienenses que tampoco conocen este dato y es precisamente este tipo de desconocimiento el que quieren evitar algunos de los habitantes de este pueblo. Desean que datos tan relevantes como este, pero también otros muchos que conciernen al municipio, sean conocidos y puestos en valor.

El germen de esta idea nació en el año 2010, cuando se organizó un taller de empleo de guías turísticos. Una vez finalizado, algunos de sus integrantes se embarcaron en un proyecto muy interesante, el de crear una entidad que trabajase precisamente por promocionar su riqueza patrimonial, histórica y cultural. Todo ello se materializó en la Asociación Vilches Turismo, con el objetivo de promocionar y difundir todos los recursos con los que cuenta el municipio desde el punto de vista turístico.

Francisco Torres, presidente de la asociación, cuenta que desde entonces se puso en marcha la celebración de las Fiestas Medievales -organizadas en estos primeros días de septiembre- que festeja cada año la Diputación y en las que los voluntarios que forman parte de la entidad colaboran. Son ellos los que realizan una visita teatralizada que parte de la Plaza Mayor y finaliza en la Ermita, paseando por los diferentes monumentos de la localidad. Después, regresan a la plaza para ver los trofeos de la Batalla de Navas de Tolosa. La recreación de la historia del municipio se lleva a cabo a través de cuatro personajes, que son un cristiano, un árabe, un ballestero (que custodiaban los trofeos) y un juglar del siglo XIII.

La asociación organiza visitas para aquellos turistas que quieran conocer el municipio

El pueblo se encuentra también dentro de la Ruta de los Castillo y Batallas, además de la Ruta del Viaje al Tiempo de los Iberos, ya que posee tesoros que pueden encuadrarse en ambos proyectos. Se pueden visitar, por ejemplo, la fortaleza del Giribaile (una construcción militar edificada en el siglo XII, durante la etapa islámica sobre un recinto íbero-romano), y el Oppidum ibérico del Giribaile.

Rehabilitación

La asociación, asimismo, se ocupa de llevar a cabo rutas con motivo hidrográfico, como son los pantanos de La Fernandina, el Guadalén y el Giribaile. Pero no es el único atractivo de este municipio de la comarca de El Condado. También hacen hincapié en las cuevas que se localizan en su término municipal y, concretamente, en el Cerro de la Virgen. «Nuestros abuelos vivieron en ellas, por lo que queremos recuperarlas», cuenta Francisco. «Algunas se han perdido porque se han incorporado en las nuevas viviendas y solo se conservan algunas que los propietarios nos dejan mostrar a los turistas en ocasiones especiales. Pero nuestra idea es que se puedan adecuar algunas de las antiguas para que entren dentro de nuestra ruta turística», cuenta.

A todo ello se unen rutas de senderismo. Una de ellas, de las más conocidas, es la Cañada Real Conquense, que une Vilches y la Sierra del Albarracín, extendiéndose por las provincias de Guadalajara, Teruel, Soria y Cuenca. Aunque antes mucho más asiduamente, aún se utiliza como ruta transhumante para movilizar al ganado en cada cambio de temporada.

Torres explica la importancia histórica del municipio, que en el siglo XIII contaba con una extensión de 1.000 kilómetros cuadrados y que fue el primer pueblo reconquistado por los cristianos tras la Batalla de Navas de Tolosa, por lo que supuso durante mucho tiempo una frontera de primera importancia con el mundo árabe. Desde allí se controlaba el paso desde la meseta al sur por Castilla, convirtiéndose en un lugar estratégico. La contienda se desarrolló en los terrenos del Castillo del Giribaile, zona que actualmente pertenece a Santa Elena. Pero por entonces, aún era término de Vilches. Fue después, en 1627 cuando Felipe IV el concedió el término de Villa, independizándose de Baeza. Pero al llegar el siglo XVIII se le expropian terrenos que se destinan a la creación de nuevas poblaciones, como son Carboneros, La Carolina, Santa Elena, Arquillos y Aldeaquemada.

El presidente de la asociación no esconde que «la promoción de todo aquello que posee Vilches necesita un empujón» y que sus recursos se deberían promocionar más. «Y es que a sus atractivos culturales, arquitectónicos e históricos se suman también los naturales». Desde su ermita se divisa parte de la provincia y el pueblo se encuentra rodeado por las sierras de Cazorla, Segura, Sur y Morena, además de los parques naturales de Despeñaperros, Mágina y Cazorla. A ello se une el aprovechamiento de los pantanos, con un embarcadero en el Giribaile (pendiente de inauguración) y actividades acuáticas. «Mucha gente que viene a visitarnos se sorprende de todo lo que tiene Vilches y de que no se promocione más», subraya. Para conocer más de este municipio, tan solo hay que contactar con esta asociación y sus voluntarios realizarán visitas guiadas para los interesados.

Temas

Vilches

Fotos

Vídeos