La Junta confirma que ayer «normalizó» la situación límite del centro de menores

Fachada del centro de menores. /IDEAL
Fachada del centro de menores. / IDEAL

22 de los 44 internos son trasladados a otros centros, mientras que la Policía sigue registrando menores no acompañados en Jaén

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDAJAÉN

La mitad de los 44 menores que tenía la Junta acogidos en el centro de protección Carmen de Michelena de Jaén partió ayer hacia alguna de las 400 nuevas plazas habilitadas por la Junta como respuesta a llegada masiva de jóvenes inmigrantes a Andalucía desde las costas africanas. La Junta confirmó que se había reducido la población del centro y que se había recuperado «la normalidad», con 22 menores acogidos. Una cifra acorde con la capacidad del 'Michelena', que durante el último mes soportó una ocupación de entre 40 y hasta 50 menores, hasta llegar a una situación límite e la convivencia, con continuos problemas de disciplina, riñas, fugas y hasta delitos cometidos supuestamente por internos en el exterior, en pleno centro de Jaén.

Trabajadores del centro confirmaron la salida de 22 menores (la Junta no facilitó cifra alguna amparándose en la discreción con la que maneja todos los temas relativos a menores). Tampoco se explicó el destino de los menores. Sólo que salían del centro de protección de Jaén.

Apenas 24 horas antes los trabajadores habían explotado haciendo pública la situación «insostenible» que venían soportando desde hacía varias semanas: un centro al doble de su capacidad, con menores durmiendo el colchones tirados en el suelo en salas de televisión y espacios comunes, con problemas continuos de riñas, con la programación educativa y cultural suspendida a causa de la masificación de las instalaciones y de los problemas para mantener unas mínimas normas de convivencia.

La Junta justificó la situación creada por la llegada de miles de inmigrantes a las costas andaluzas, muchos de ellos menores, lo que había creado «una situación coyuntural que necesita de una respuesta inmediata para garantizar el poder atender las necesidades básicas de alimentación, cuidados y alojamiento de estos menores».

Al mismo tiempo, la Policía Nacional detectaba un incremento de delitos en la zona del casco antiguo de Jaén supuestamente vinculados a internos del 'Michelena'. Se llegaron a practicar cuatro detenciones: tres por robos en interior de viviendas y una más por otro motivo. Y aún se investigan varios robos que pudieran estar protagonizados por internos. Además, hubo varios episodios de violencia en las calles, la última el pasado fin de semana con un fuerte despliegue policial para poner paz, que provocaron notable alarma vecinal.

Ayer mismo fuentes policiales confirmaban que habían registrado en Comisaría a cuatro menores no acompañados, señal de que el trajín con estos chavales no cesaba de momento. Aunque se espera que con la reducción del número de menores protegidos la tensión de los últimos días se relaje al fin.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos