Inhuman a cuatro víctimas de la represión franquista en Marmolejo

El Cementerio de Santa Ana de Marmolejo ./
El Cementerio de Santa Ana de Marmolejo .

El asesinato se produjo en enero de 1944, cuando el cortijo fue rodeado y tiroteado por agentes de la Guardia Civil de las localidades jienenses de Arjona, Arjonilla y Marmolejo

EFEJAÉN

El Cementerio de Santa Ana de Marmolejo ha acogido el acto de inhumación de cuatro de las cinco víctimas de la represión franquista que tuvo lugar en el cortijo de la «Loma Candelas» de esta localidad hace 75 años.

Coincidiendo con este aniversario del suceso, se ha recordado la muerte de Baldomero Arévalo García de Marmolejo, de los hermanos Manuel y Mateo Alcalá Cabanillas de Bujalance (Córdoba) y del casero del cortijo, Ramón Lara Gómez, también de Marmolejo, así como de la quinta víctima, cuyo cuerpo habría sido trasladado en su día, Juan Cachinero Montoro natural de Cardeña (Córdoba).

Junto a familiares y amigos, el acto ha contado con la participación de la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, además del alcalde, Manuel Lozano, de la vicepresidenta de la Diputación Provincial, Pilar Parra, y el presidente de la Asociación Memoria Histórica de Jaén, Miguel Ángel Valdivia, entre otros.

Durante su intervención, Ana Cobo ha recordado que Andalucía es pionera en materia de políticas de Memoria Histórica, con el trabajo científico y riguroso en colaboración con universidades en más de 40 fosas, la recuperación de más de 840 cuerpos en los últimos años y la elaboración de un mapa de fosas«.

Igualmente ha hecho hincapié en «la parte más humana» de este reconocimiento haciendo referencia a los familiares, «para los que era muy doloroso saber que su marido, padre o tío se encontraba en una fosa común y que ahora reciben una sepultura digna».

En este sentido ha reiterado que «no se pretende abrir ninguna herida, sino cerrar aquellas que permanecen todavía abiertas y que aún provocan un sufrimiento enorme».

Las labores de exhumación de los cuerpos inhumados hoy se desarrollaron desde noviembre de 2016 en una fosa del cementerio de Marmolejo, en la que se confirmó la presencia de cuatro cuerpos, que corresponden a los maquis asesinados en enero de 1944 en el cortijo de Loma Candelas, junto con el casero.

El asesinato se produjo en enero de 1944, cuando el cortijo fue rodeado y tiroteado por agentes de la Guardia Civil de las localidades jienenses de Arjona, Arjonilla y Marmolejo.

Tras hacerlos salir los huidos y el casero fueron tiroteados, y los cuerpos tras ser expuestos públicamente se inhumaron en el cementerio en una fosa común el primer patio.