UPA espera que Bruselas apruebe «lo antes posible» la retirada voluntaria de aceite de oliva

Miles de olivareros se manifiestaron en Sevilla por las calles de Sevilla por la crisis de precios/EFE
Miles de olivareros se manifiestaron en Sevilla por las calles de Sevilla por la crisis de precios / EFE

Sería un primer paso para alcanzar la autorregulación efectiva del sector, que tendría cabida en el próximo marco comunitario

E. P.

La organización agraria UPA espera que Bruselas apruebe «lo antes posible» la retirada voluntaria de aceite como paso previo a una autorregulación efectiva y así lograr revertir la crisis de bajos precios en origen que tiene actualmente el aceite de oliva.

El responsable nacional de la Sectorial del Aceite de UPA y secretario provincial de UPA-Jaén, Cristóbal Cano, se ha mostrado confiado en que la Unión Europea apruebe la retirada voluntaria de aceite planteada por las cooperativas, que cuenta con el apoyo de UPA, como un primer paso para alcanzar la autorregulación efectiva del sector, que tendría cabida en el próximo marco comunitario.

La propuesta tiene el objetivo de almacenar hasta un 15 por ciento de la producción en campañas donde no haya equilibrio entre la oferta y la demanda. Ahora, la Comisión tiene cuatro meses para contestar, pero se han comprometido a hacerlo lo antes posible.

«Esperamos que sea una respuesta positiva, pero siempre como paso previo de una autorregulación efectiva del sector, de una solución estructural a este grave problema de precios bajos en origen», ha dicho Cano.

Ha añadido que «hay margen para que, en el próximo marco comunitario de la PAC, se incluya el aceite de oliva entre los sectores que pueden ser susceptibles de poner en marcha mecanismos de autorregulación, mediante extensión de norma obligatoria a través de la Interprofesional«.

Cano ha afirmado que el fin último es alcanzar un equilibrio en el precio. «Somos conscientes de que este es un trabajo a largo plazo. No hay soluciones únicas, fáciles ni inminentes, pero nosotros seguiremos esforzándonos y aportando en las mesas de interlocución para conseguir una solución final«, ha dicho el responsable nacional.

También ha indicado que como organización agraria van a «mantener la presión en la calle, porque no son incompatibles«. »A los agoreros que decían que la manifestación del 9 de julio en Sevilla iba a repercutir negativamente en el precio en origen les tengo que decir que se han equivocado de plano, porque sigue la tendencia al alza, aunque muy leve, pero aún se encuentra por debajo de los costes de producción en el olivar tradicional«.

Dicho esto, ha indicado que desde UPA continuarán «con la hoja de ruta establecida, por lo que en septiembre iremos a Madrid si esta situación de precios no se revierte«.