Se duplican las solicitudes de licencias de obras en el centro histórico de Baeza tras la bonificación del ICIO

Gracias al fomento de la protección y de la rehabilitación del centro histórico el doble de personas decidió hacer obra en sus viviendas

EUROPA PRESSBAEZA

Desde que el pasado año el Ayuntamiento de Baeza aplicara una bonificación del 95 por ciento en el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), la máxima que permite la Ley para este impuesto, se han duplicado el número de obras mayores y menores en el centro histórico de esta ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad.

La alcaldesa de Baeza, Dolores Marín, ha indicado que las prioridades del equipo de gobierno en materia de urbanismo han sido «fomentar y favorecer que se rehabiliten las viviendas para evitar la despoblación y revivir los edificios del centro histórico, una actuación fundamental en todas las ciudades patrimonio de la humanidad y en todos los lugares con centros históricos protegidos».

Las dificultades, en materia de protección de inmuebles, que se tienen por ser protegidos y las condiciones económicas de las intervenciones urbanísticas que se hacen tienen añadidos como intervenciones arqueológicas o mimetización de acondicionamientos actuales que son incompatibles con la estética del patrimonio.

Gracias a la bonificación del 95 por ciento de las obras, el pasado año, se duplicó durante los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero el número de intervenciones que se realizaron con respecto al año anterior que no había bonificación. Gracias al fomento de la protección y de la rehabilitación del centro histórico el doble de personas decidió hacer obra en sus viviendas gracias al esfuerzo del Ayuntamiento de Baeza y a la bonificación del 95 por ciento sobre construcciones y obras.

«El balance en materia de urbanismo es muy positivo ya que, en estos años, los últimos de la crisis, se ha aumentado y favoreciendo la construcción, las reformas y la rehabilitación, pasando a ser el doble progresivamente tanto en obras mayores como de obras menores», ha dicho Marín y ha añadido que a fecha de hoy, «ya se ha superado el número total de licencias de obras mayores y se han realizado 120 obras menores más respecto al mismo mes del año anterior».

Las licencias de obras se pueden presentar de noviembre a febrero pudiéndose ejecutar a lo largo de todo el año con una bonificación del 95 por ciento del impuesto de construcciones y obras. La bonificación afecta a todo tipo de obras que puedan realizarse y que estén comprendidas dentro del Pepri, que en el caso de Baeza abarca aproximadamente al 80 por ciento del casco urbano de la ciudad.

En la época de recogida de la aceituna, la actividad de la construcción se reduce muy notablemente, por lo que se ha establecido, que el plazo de presentación de la documentación de las obras que quieran acogerse a esta bonificación pueda realizarse desde noviembre de 2018 a febrero de 2019 para una vez terminada la campaña de la aceituna puedan estar listas las licencia y reactivarse el sector de la construcción.

Además, desde que la Junta de Andalucía devolviera las competencias en materia de Cultura al Ayuntamiento de Baeza, se ha aligerado la tramitación de los informes preceptivos para la concesión de licencias, que hasta ahora tenían retrasos de hasta casi dos años en algunos casos, mientras que en la actualidad no hay ni un solo expediente que se encuentre en lista de espera.