Días de incertidumbre y decisiones para los futuros universitarios

Alumnos realizando la prueba de Selectividad en el Campus de Las Lagunillas de Jaén. /IDEAL
Alumnos realizando la prueba de Selectividad en el Campus de Las Lagunillas de Jaén. / IDEAL

El 17 de julio se hará pública la primera adjudicación; desde la UJA les aconsejan que estén muy atentos a los procesos y plazos establecidos

LAURA VELASCOJAÉN

Los estudiantes dejaron atrás hace unas semanas las Pruebas de Acceso y Admisión a la Universidad -conocida comúnmente como Selectividad-, para ir ahora a por el siguiente paso: la elección de la carrera. El pasado jueves por la noche cerró el plazo de prescripción para solicitar cursar algún grado en universidades públicas andaluzas. Ahora, deben esperar hasta el 17 de julio para comprobar si sus primeras opciones les han sido otorgadas, en la que será la primera adjudicación.

A partir de aquí, empieza un «complejo» procedimiento de asignación de plazas, en el que el alumno debe estar muy atento a los procesos y plazos establecidos. Tras el 17 de julio, se abrirá hasta el 20 de julio el plazo de matrícula, reserva y/o confirmación de lista de espera, así como el plazo de alegaciones o reclamaciones. Habrá otras tres adjudicaciones: el 26 de julio, el 5 de septiembre y el 11 de septiembre.

Después, tendrá lugar la fase extraordinaria. El plazo de entrega de solicitudes será del 21 al 24 de septiembre, el 27 de septiembre se publicarán las listas y el plazo de matrícula, reserva y/o confirmación de lista de espera será del 27 al 29 de septiembre. Cabe recordar que la convocatoria extraordinaria de los exámenes de selectividad será los días 11, 12 y 13 de septiembre de 2018.

El director del Secretariado de Acceso de la Universidad de Jaén (UJA), Antonio Damas, resume algunas de las dudas a las que se enfrentan los estudiantes una vez que se publica la primera adjudicación y deben elegir si matricularse en un Grado o seguir esperando por si entran en alguna otra carrera, en el caso de que no hayan entrado en la deseada.

«Desde la comisión del Distrito Único Andaluz se les envían por correo instrucciones personalizadas, y dependiendo de la situación de cada estudiante se les informa de las posibilidades que tienen. Es un procedimiento complejo para los que se enfrentan a él por primera vez, siempre aconsejamos que pongan más de una opción. En la primera adjudicación igual no tienen plaza, así que les surgen las dudas de si esperar o matricularse», señala.

Así, si van publicándose las listas y el alumno no entra en la carrera deseada, la inquietud aumenta. «Las familias están indecisas, no saben si irse a Granada o a Cádiz, no saben donde va a obtener plaza el alumno. Muchas veces parece que no van a entrar, y al final entran», recalca.

Por su parte, María Luisa del Moral, vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de Jaén, incide en que «no pasa nada» si el alumno no entra a la primera donde desea, porque hay muchas adjudicaciones, pero es importante que continúen haciendo la reserva de lista de espera. «En el momento en el que se matriculan salen del sistema y ya no pueden entrar. A no ser que estén completamente seguros de que en la primera adjudicación se les ha asignado lo que querían, que no se matriculen, sino que sigan reservado plaza», destaca.

La UJA, asegura Antonio Damas, ofrece consejos a los alumnos que se encuentran en una tesitura complicada. Cuenta cómo a lo largo del curso envían a los estudiantes que cursan 2º de Bachillerato o 2º curso de un ciclo formativo de Grado Superior información sobre las pruebas de acceso, cómo matricularse, etc. «Al mandarle esos correos, luego los estudiantes usan ese correo de la UJA para contactar con nosotros. Este curso hemos facilitado 7.300 direcciones de correo electrónico a estudiantes de este tipo», señala el director del Secretariado de Acceso de la Universidad de Jaén.

Es complicado dar una pauta general para los alumnos que tengan que tomar decisiones estas semanas. Desde la UJA inciden en que cada persona debe valorar su situación personal, elegir aquello que les guste y apoyarse en las familias. «Por ejemplo, el último plazo de matrícula ya es en resultas, a finales de octubre, y en ese momento puede ser complicado incorporarse a un grado después de un mes y pico que llevan de clase. Algunos se matriculan en algo aunque no sea su preferencia, mientras que otros son capaces de aguantar hasta el último momento porque están pendientes de entrar a algo que les gusta. Lo que podemos decirles es que estén pendientes de los correos y los sms que les llegan cuando se van haciendo públicas las adjudicaciones, que lean bien las instrucciones y que valoren qué les conviene más», recalca Damas.

Las más demandadas

En la UJA hay una serie de carreras que triunfan cada año. Las dos más demandadas, además, son las únicas en las que el año pasado la note de corte quedó por encima de 10: Enfermería, con un 10,16; y Fisioterapia, con un 10,17. «Son notas altas, no quiere decir que este curso sean las mismas, pueden variar, esa nota se establece con la del último estudiante que entró el año pasado», señala el director del Secretariado de Acceso. En ninguna de ellas se ofertaron plazas en septiembre.

Asimismo, otras muy demandadas son Psicología, Biología, Administración y Dirección de Empresas (ADE), Derecho, Estudios Ingleses, Trabajo Social, Educación Infantil, Educación Primaria o el Doble Grado de ADE y Derecho. «Un alumno puede entrar perfectamente en octubre o más tarde, pero en aquellas titulaciones en las que haya quedado plaza. Evidentemente, en esta segunda fase hay titulaciones como Enfermería, Fisioterapia, Biología o Psicología que tienen cubiertas sus plazas desde junio», señala la vicerrectora de Estudiantes de la UJA.

Eso sí, las carreras más demandadas no siempre coinciden con las que tienen más salidas laborales. Así, desde la UJA inciden en que además de elegir lo que más le guste al alumno, también debe ser consciente de cómo esta el mercado laboral. «Tienen que tener en cuenta las salidas. Por lo general, las que más fácil tienen el acceso al trabajo son las ingenierías, que no siempre son las más demandadas», detalla Antonio Damas.

Por sexo, este incide en que por lo general «en todas las universidades» hay menos mujeres estudiando ingenierías, pero en general las féminas predominan en las facultades. «De cada cinco estudiantes de la UJA, tres son mujeres y dos hombres», añade.

Una decisión «importante»

La vicerrectora tiene claro que los alumnos de entre 16 y 17 años están en un momento «clave» para su futuro, que es elegir el grado que marcará sus vidas. «Es una decisión muy importante», incide. Ahora, las decisiones están tomadas con la primera prescripción, pero de cara a septiembre habrá una segunda fase donde algunos tendrán que enfrentarse a la elección de los grados que quieren cursar. Con su experiencia, María Luisa del Moral recomienda unos puntos a tener en cuenta para no equivocarse a la hora de elegir una carrera.

En primer lugar, cree que es indispensable conocerse a sí mismo. Señala que es «vital saber cuáles son tus fortalezas y debilidades», para lo que el alumno debe analizarse y conocer sus puntos fuertes. «Conocer qué asignaturas se te dan mejor es muy importante para saber en qué carrera podrías destacar. También debes saber qué aspectos debes mejorar para que no se convierta en un obstáculo imposible de superar a la hora de cursar un grado», añade.

Asimismo, es de relevancia que la persona sepa cuáles son sus cualidades personales y su carácter. «Si eres una persona tímida, si te gusta estar solo o en equipo, etc. Hay que analizar los valores, aficiones e intereses, ya que detrás de un hobby puede haber una titulación», apostilla.

Por otra parte, María Luisa del Moral insiste en la importancia de conocer la oferta académica, para lo que el alumno debe informarse correctamente. «Son muchas las titulaciones que puedes elegir, incluso existen algunas que ni te sonaban y puede que cuadren en tus preferencias. Investiga», recalca.

El primer paso y como fuente más cercana de información está el orientador del centro escolar, «la persona que más directamente puede aconsejar», pero sin olvidar otras fuentes como la familia, los amigos o estudiantes que están cursando la carrera que el alumno tiene en mente. «No tomes la decisión en solitario, pero ojo, al mismo tiempo no generalices y trata de recibir las opiniones de los demás como experiencias particulares. Que le haya ido mal a un amigo no significa que te vaya a ir mal a ti», destaca la vicerrectora, que incide en que hay «que tener cuidado con las modas», ya que a veces «las series de televisión, por ejemplo, crean unas expectativas sobre los títulos universitarios» que no se corresponden con la realidad.

¡Igualmente, incide en la necesidad de conocer a fondo el plan de estudios de los grados que sean de interés del estudiante, además de consultar «Internet y otras fuentes especializadas».

En tercer lugar, cree que puede ser de gran ayuda acercarse a las ferias educativas y las universidades es. Según María Luisa del Moral, es la mejor forma de conocer «de primera mano» las titulaciones y oportunidades que las universidades ofrecen. «Fíjate no solo en la oferta académica en concreto, sino también en la formación complementaria que puedes recibir. Tras cuatro años de estudios de grado, llévate también una mochila cargada de habilidades y competencias que tu título no contempla, como los idiomas, las habilidades interpersonales, el liderazgo, la motivación, la oratoria o la resolución de conflictos», manifiesta.

En cuarto lugar, la vicerrectora de Estudiantes incide en una cuestión clave: Preguntarse qué quieres ser. «Sabiendo en qué trabajo te ves en el futuro podrás saber qué estudios en los que has pensado se ajustan más a tu modelo de trabajo y a lo que quieres conseguir», opina del Moral. Para ella, es necesario estudiar «algo que te guste y en lo que te veas en un futuro, analizando en qué se basan las profesiones y «qué actividad concreta realizarás». «Por ejemplo, si te da miedo la sangre no tiene sentido que estudies Enfermería», destaca.

Asimismo, la vicerrectora incide en la idoneidad de estudiar en la UJA, donde el alumno encontrará «una amplísima oferta de grados impartidos por un profesorado excelente». «Los estudiantes van a poder enriquecerse también con una dilatada oferta de formación complementaria. Somos una universidad donde los alumnos pueden disfrutar de variadas actividades culturales, de voluntariado o deportivas, con una buena política de becas y ayudas sociales», apostilla.

Por último, la vicerrectora anima a todos los estudiantes a que les visiten en los 'Encuentros UJA', «donde podrán conocer de cerca las oportunidades que les ofrece». «Les espero para que formen parte de la ya denominada 'Generación UJA', concluye.

 

Fotos

Vídeos