Cuatro nuevos equipos especiales vigilarán los robos en el olivar

Agentes de la Guardia Civil vigilan un olivar./Alfredo Aguilar
Agentes de la Guardia Civil vigilan un olivar. / Alfredo Aguilar

Se moverán por Jaén capital, Andújar, La Carolina y Beas de Segura, uniéndose a los dos existentes, y se piden más medidas, como drones

MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

Cuatro nuevos equipos especiales velarán por la seguridad del campo jienense. Los nuevos equipos de la Guardia Civil, los llamados ROCA (RObos CAmpo), estarán distribuidos en las compañías de Beas de Segura, La Carolina, Andújar y Jaén capital. «Van a apoyar la labor de los dos ya existentes –ubicados en Baeza y en Martos- en una labor muy importante que vienen desarrollando en el campo jienense», según ha informado el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Jaén, Luis Ortega.

La decisión ha sido aplaudida por las asociaciones agrarias. En el caso de Asaja-Jaén recuerda esta es «una vieja reivindicación y confía en que, además de con ROCA, más pronto que tarde se comience a usar la más moderna tecnología, como es el caso de los drones, para vigilar el entorno rural. Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, agradece enormemente el esfuerzo de la Guardia Civil y recuerda que los nuevos ROCA responden a una vieja reivindicación de la organización agraria, quien insiste en que «si bien no se le pueden poner puertas al campo, sí ojos». Confía en que con los nuevos ROCA se cumpla el doble efecto para acabar con la lacra que suponen los ladrones del campo: «Por un lado un efecto disuasorio y, por otro, atrapar a todo aquel que se atreva a robar vilmente la cosecha que tanto trabajo ha costado a nuestros agricultores, así como su maquinaria o aperos».

Asaja hace hincapié en que, a pesar del importante incremento para la seguridad del campo que suponen estos cuatro nuevos equipos ROCA, siempre se puede hacer más. Así, insta a la Administración central a que haga uso de las más modernas tecnologías para vigilar el campo. Espera que el proyecto de vigilancia con drones (tecnología con la que ASAJA-Jaén trabaja en la agricultura de precisión) salga del periodo de pruebas lo antes posible y sea una realidad en nuestros olivares. «Actualmente no se debe desperdiciar ni un ápice del progreso para combatir a estos malhechores», apunta Valero, al mismo tiempo que recuerda la importancia del endurecimiento del Código Penal en materia de robos en el campo, que ha evitado «que muchísimos ladrones salgan indemnes tras sus fechorías».

 

Fotos

Vídeos