La comercialización y la agrupación de la oferta, «retos del sector del aceite»

La comercialización y la agrupación de la oferta, «retos del sector del aceite»

El presidente de la Diputación apunta a estos objetivos en una jornada dedicada a la olivicultura y sus estrategias de mejora competitiva

R. I.Jaén

El Casino Primitivo de Martos fue el escenario donde se ha desarrollado la III Jornada del Sector Oleícola organizada por la Asociación Empresarial Marteña (ASEM), un foro donde el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, ha colocado como dos de los principales retos de este sector a la comercialización y la agrupación de la oferta.

Así se manifestó el máximo responsable de la Administración provincial en el marco de una jornada que este año ha estado dedicada a 'La olivicultura y sus estrategias de mejora competitiva. La promoción diferenciada', y en la que también han participado, entre otros, el alcalde de Martos, Víctor Torres, el presidente de la Asociación Empresarial Marteña (ASEM), Francisco Sarmiento, y el analista oleícola y profesor de la Universidad de Jaén Juan Vilar.

Reyes defendió la necesidad de «reflexionar permanentemente» sobre el olivar y el aceite de oliva, que tiene un peso «muy importante en la economía provincial», de ahí que «la Diputación de Jaén sea una de las administraciones que más pringada está, y no podemos hacer otra cosa con 66 millones de olivos a nuestro alrededor». Al respecto, puntualizó que «somos conscientes del esfuerzo que ha hecho esta provincia por diversificar su economía, porque en la foto fija de Jaén no aparece solo el olivar y el aceite de oliva, sino también el sector del plástico, de la madera, el metalmecánico, la cerámica o el turismo, que también tienen un peso muy importante en la provincia de Jaén», pero esto no hace que «olvidemos que somos los principales productores de aceite de oliva del mundo y los principales productores de aceite de calidad del mundo, y nadie puede renunciar a liderar un sector como el que nosotros lideramos».

En esta línea, enfatizó que pese a estar en esta posición «no podemos morir de éxito», porque aunque «hemos dado pasos muy importantes en la calidad, la recolección y el cultivo del olivo, aún tenemos asignaturas pendientes como la comercialización y la agrupación de la oferta». «Jaén tiene que tener voz propia cuando hablamos de precios del aceite de oliva, y hasta ahora no ha sido así», reivindicó Reyes, que indicó el interés de jornadas como la celebrada en Martos, dado que «todo lo que sea reflexionar sobre este asunto viene bien».