Cinco investigados por vertidos en el Rumblar

Cinco investigados por vertidos en el Rumblar

Se cree que de una empresa salieron 25.000 kilos de productos que fueron al río, provocando una gran mortandad de peces

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDAJAÉN

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas por un vertido en el río Rumblar en Guarromán que provocó gran mortandad de peces. Cayeron al cauce público 25.000 kilos de sulfato de alumio.

La investigación comenzó el 7 de agosto cuando se tuvo conocimiento de la aparición de peces muertos, en el río o Rumblar, término municipal de Guarroman. El Seprona hizo una toma de muestras de agua, las cuales fueron remitidas al laboratorio de confederación Hidrográfica del Guadalquivir para su análisis.

Al día siguiente, la Guardia Civil tuvo conocimiento de la desaparición de aproximadamente 25.000 Kg de sulfato de aluminio, de una empresa próxima al cauce del mencionado río. «Realizada entrevista con responsables de la empresa, informan que en esa mañana, han observado que el tanque de acopio de Sulfato de Aluminio, con capacidad para 25000 Kg, estaba vacío, desconociendo el motivo por el cual se halla en dicha situación, ya que con fecha día 1 de agosto de 2018, dicho tanque fue rellenado, siendo imposible, que dicha cantidad se consumiera en tan breve espacio de tiempo, por lo que cabe la posibilidad, que dicho producto, haya sido vertido al río, de forma accidental», explica el Instituto Armado en un comunicado.

Realizada inspección ocular en la planta sótano, del edificio, donde se ubica un circuito y un registro, situados en un vaso estanco, para protección, en caso de derrame, se observó una válvula que había sido cambiada, y alrededor de la misma y en forma de abanico, restos de Sulfato de Aluminio, comprobando que el vaso de contención había sido limpiado.

Siguiendo con la inspección ocular, se observaron restos de Sulfato de Aluminio en dos registros que hay junto al tanque de acopio de sulfato, así como la existencia de una bomba de achique, que trasvasaba los fluidos de dichos registros, hasta el alcantarillado interno de la planta, la cual desemboca en el río Rumblar.

Los componentes del Seprona tomaron varias muestras de fluidos existentes, dentro del vaso de contención de derrames, vertidos del tanque de acopio de sulfato de aluminio y de los registros existentes junto al referido tanque.

La investigación sigue abierta, y se sigue controlando las instalaciones, si bien se cree que el vertido fue a causa de la rotura de una brida o válvula, situada en la base del depósito de almacenamiento de producto sulfato de aluminio, y una vez vertido dicho producto en el vaso estanco, éste fue circulando por el alcantarillado interior, para desembocar en el cauce público del Rumblar.

Fotos

Vídeos