ASARE nace para una mejor defensa de los regantes andaluces

Encuentro de la Asociación Andaluza de Regantes./IDEAL
Encuentro de la Asociación Andaluza de Regantes. / IDEAL

Consideran fundamental conseguir el incremento de las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad y racionalizando sus usos

R. I.JAÉN

El Recinto Provincial de Ferias y Congresos de Jaén (Ifeja) fue el lugar elegido por la Asociación Andaluza de Regantes (Asare) para su presentación. Asare nace vinculada a UPA y su objetivo principal es demandar que el agua se convierta en el motor de desarrollo económico y luchar contra el cambio climático en Andalucía.

La jornada organizada por la asociación congregó a 400 agricultores y contó con la presencia del consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal; el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Antonio Carlos Ramón; el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes y el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos.

En las intervenciones institucionales de inauguración, se expresaron planteamientos como que apostar por el regadío es mirar hacia el futuro y prepararse para el cambio climático, que empieza a ser una realidad, sobre todo en Andalucía, debido a su situación en el sur de España. También se habló de la necesidad de realizar una planificación sostenible del riego, junto con una redistribución más equitativa y justa del mismo.

En su intervención en la jornada, el presidente de Asare, Miguel Cobos, trasladó a los asistentes que «la planificación hidrológica, es un instrumento imprescindible para conseguir un adecuado uso de las masas de agua, así como para satisfacer las demandas, ya que este es un recurso escaso y necesario en todos los sectores».

Cobos indicó también que «el regadío supone en Andalucía el 32,3% de la superficie cultivada y con relación al conjunto de la agricultura de la comunidad autónoma, representa la parte más productiva y generadora de empleo». A esto añadió el presidente que «actualmente nos encontramos ante un nuevo ciclo de planificación hidrológica, lo que presenta la gran oportunidad de que nuestro sistema sea más eficaz, que trate a todos los agricultores por igual y que premie a aquellos profesionales que mejor gestionan el recurso».

Expresó su anhelo de que «este nuevo ciclo sirva para poner al servicio del interés general un recurso tan importante como es el agua para el desarrollo económico, social y medioambiental de nuestros territorios».

Desde Asare consideran que debe ser fundamental y prioritario conseguir el incremento de las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando y racionalizando sus usos, así como respetando el medio ambiente y demás recursos naturales.

Reflexionar

Por su parte, el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, defendió la necesidad de abordar las obras hidráulicas en época donde hay agua suficiente y no en periodos de sequía. Lo hizo en el marco de una jornada titulada 'El derecho del agua para riego en tiempo de derechos', organizada por la Asociación Andaluza de Regantes y la Unión de Pequeños Agricultores.

«Hay que reflexionar sobre el agua cuando hay, no en periodos de sequía, porque unas conducciones, una desaladora o un pantano no se compran en la tienda del barrio o un centro comercial, suponen años de trabajo e inversiones, por eso es oportuno reflexionar sobre el agua cuando hay agua suficiente», indicó Reyes.

Fotos

Vídeos