Alcaudete y Beas se llevan la peor parte

Una mujer camina por una de las calles de Beas, ayer por la mañana, tras la tormenta de la noche del domingo. / RADIO SIERRA

En Alcaudete, el olivar ha sido el principal perjudicado por el granizo. Y en Beas, las calles amanecieron ayer cubiertas de barro | Junta y Diputación han ofrecido ayudas para paliar los daños sufridos por las tormentas

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZJAÉN

El susto del domingo por la noche se tornó ayer lunes, con la luz del día, en impotencia y en esfuerzo, mucho esfuerzo para tratar de recuperar cuanto antes la normalidad en Beas de Segura, y en Alcaudete, las localidades más afectadas por el temporal que cayó a última hora del domingo y que, aunque no ha causado graves daños personales, sí ha provocado cuantiosos daños materiales. Tantos que ayer representantes de la Junta de Andalucía y de la Diputación se trasladaban a estas dos localidades para valorar in situ esos daños y ofrecer las primeras ayudas.

Concretamente, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, recorrió en Alcaudete las explotaciones dañadas por la tormenta de granizo que ha provocado destrozos, principalmente en el olivar. Sánchez de Haro habló de la importancia de asegurar las producciones.

Según dijo, los técnicos de la Oficina Comarcal Agraria se trasladaron a primera hora de la mañana de ayer a la zona para comenzar los trabajos de evaluación de daños sobre el terreno.

«Creemos que a lo largo de la semana podremos tener una valoración», dijo. «La primera medida que hay que tomar es evaluar los destrozos con rigor y con seriedad, saber las dimensiones del daño y la cuantificación de los destrozos».

En este sentido, apuntó que la Consejería «ya se ha puesto a disposición de los afectados» para acometer unos trabajos que permitan conocer cuanto antes «la cifra exacta de los daños que se han producido».

A partir de ahí, se comprometió con el alcalde de la localidad, Valeriano Martín, «a mantener reuniones aquí en Alcaudete para buscar las distintas líneas de trabajo y ayuda» que se puedan poner en marcha.

Insistió en la necesidad de asegurar las explotaciones agrícolas y ganaderas, ya que el seguro es la «mejor herramienta ante este tipo de situaciones».

Destacó la apuesta que ha hecho la Junta este año para incentivar la contratación de este tipo de seguros aumentando la partida presupuestaria para bonificar las pólizas de seguros agrarios hasta los 9,7 millones de euros.

Por su parte, la Diputación de Jaén colaborará en las tareas de limpieza y de valoración de los daños provocados por la fuerte tormenta en beas de Segura, donde dejó inundaciones en viviendas, locales comerciales y vías públicas.

Parra recorrió las calles de Beas junto a su alcaldesa en funciones, Mercedes Soria, con quien analizó los desperfectos causados. Según dijo, las inundaciones han tenido un impacto «muy grande» en el municipio, con barro y lodo en las calles, afectando al tráfico y al suministro eléctrico y «es en estas circunstancias cuando los ayuntamientos necesitan el apoyo y la asistencia de la Diputación». Por este motivo, la Administración provincial «colaborará con una subvención para ayudar al municipio en la limpieza de calles y retirada de los obstáculos arrastrados por la riada, con el objetivo de devolver la normalidad cuanto antes».

Además explicó que el Ayuntamiento de Beas de Segura va a solicitar ayuda a la Subdelegación del Gobierno «para que se amplíe el Real Decreto que existe en materia de daños meteorológicos». Una vez que se conceda, «la Administración provincial también colaborará económicamente en la financiación que le corresponda asumir al consistorio».

Así, los servicios que se van a prestar consistirán en la limpieza a fondo de las vías públicas mediante la empresa mixta Resurja. «El próximo fin de semana es la feria de Beas de Segura y necesitan que las calles estén adecentadas», dijo.

Respecto a las incidencias en la red viaria provincial en esta zona de la comarca de Segura, ayer se trabajaba para devolver la normalidad del tráfico en las carreteras JA-9115 Cuevas de Ambrosio a Los Prados de Armijo, vía que estuvo cortada hasta las 11,00 horas por arrastres de barro y piedras; la JV-7007 Beas de Segura a la JA-9115 por El Cerezuelo, que estuvo cortada en los puntos kilométricos 1,200 y 2,050; y la JA-9118 Rihornos a Segura de la Sierra, afectadas por piedras y barro pero que no llegó a cortarse.

En la zona de Navas de San Juan también se han llevado a cabo tareas de limpieza en la JA-8102 Villacarrillo a Navas de San Juan; mientras que en la zona de Alcalá la Real y Alcaudete se han visto afectadas las carreteras JA-4305 Acceso a Fuente Álamo, la JV-2237 Acceso a Fuente Álamo desde la A-339, la JV-2236 San José a Puente Suárez, y la JV-2235 Alcaudete a Fuente del Espino. En ninguna de estas carreteras se llegó a producir cortes de tráfico, y todas las incidencias consistieron en arrastres de barro y piedras.

Zona catastrófica

Desde el PP de Jaén, su presidente, Juan Diego Requena, anunció ayer que solicitarán al Gobierno central que declare como zona catastrófica los municipios de Beas de Segura y de Alcaudete. Requena lamentó que las «grandes bolas de granizo han arrasado olivares enteros y se prevé que las pérdidas económicas serán cuantiosas».

Según dijo, la magnitud de los daños causados es «suficiente como para que se tomen medidas de forma urgente» tanto para solventar los perjuicios sufridos por los vecinos como «para evitar el incremento de los daños en caso de que haya nuevas tormentas».

«Ha sido una gran catástrofe natural», lamentó el dirigente popular, que va a suponer «fuertes pérdidas económicas» para los vecinos de Alcaudete, «sin olvidar especialmente a los agricultores ya que nos encontramos a dos meses del inicio de la campaña de recogida de aceituna y los efectos de las granizadas son devastadores, más aun de tal magnitud».

También desde Ciudadanos lamentaron «el gran daño económico» ocasionado en ambos municipios. La portavoz provincial y miembro de la Ejecutiva Nacional de Cs, Raquel Morales, mostró su «preocupación y solidaridad» ante los fenómenos meteorológicos que han originado «cuantiosas pérdidas económicas, especialmente al olivar».

«Queremos trasladar todo nuestro apoyo a nuestros vecinos de Alcaudete y Beas de Segura, porque somos conscientes del gran daño que ha ocasionado este temporal a muchos vecinos de estas localidades», dijo Morales. «Por supuesto, ofrecemos toda nuestra colaboración con las corporaciones municipales y las distintas instituciones para poder mitigar tanto daño».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos