Los agricultores italianos cobran el aceite de oliva virgen extra a más del doble que los españoles

Los agricultores italianos cobran el aceite de oliva virgen extra a más del doble que los españoles

Los precios en origen en España son un 58% inferiores a los de Italia; según COAG, los costes se encuentran ya por debajo de los umbrales de rentabilidad

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

Un agricultor italiano percibe más del doble que uno jienense o de cualquier otra parte de España por un mismo kilo de aceite de oliva virgen extra. En concreto, los últimos datos ponen de manifiesto que en la semana del 1 al 7 de febrero el precio medio del aceite de oliva en origen se pagaba a 2,46 euros por kilogramo y a 2,62 euros por kilogramo el virgen extra. En Italia, el virgen extra se situaba en la misma semana entre 6,10 y 6,20 euros el kilo, según los datos de la Cámara de Comercio de Bari.

Es decir, los precios en origen del aceite de oliva virgen extra en España se sitúan un 58% por debajo de los registrados en el país transalpino. Así lo ha denunciado esta semana la organización agraria COAG, que apunta a que los precios en España se encuentran por debajo de los umbrales de rentabilidad, tal y como ya alertaba el mes pasado la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO), que en un estudio de 2012 fijaba en 2,73 euros el coste medio para producir un kilo de aceite.

La organización agraria ha señalado que la reducción de producción de aceite de oliva en el resto del mundo, debido a la vecería del olivar y a los temporales, no ha repercutido hasta el momento en una subida de precios en España. Además, según ponía de manifiesto el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación durante la celebración de la 36ª Mesa Sectorial del Aceite de Oliva y la Aceituna de Mesa, las cotizaciones de la categoría virgen extra en todos los mercados internacionales son superiores a las existentes en España.

Totalmente injustificado

En este escenario, COAG vuelve a hacer un llamamiento al sector y a la venta ordinaria de aceite por las cooperativas, para que no se venda el aceite de oliva a precios por debajo de la rentabilidad, «especialmente, porque no se dan las circunstancias para ello». Por un lado, la producción será menor a la prevista, debido al bajo rendimiento del fruto (en la provincia de Jaén, por ejemplo, se espera una producción de alrededor de 600.000 toneladas, frente a las 680.000 previstas en el aforo) y, por otro, el menor volumen de aceite que se espera a nivel internacional, con cosechas incluso un 50% menores en países como Italia.

El representante de COAG en la Interprofesional del Aceite de Oliva, Juan Luis Ávila, ha insistido en que, en la actual coyuntura, la ley oferta-demanda indica que los precios tendrían que mantenerse por encima de los costes de producción, ya que el incremento de aceite de oliva previsto en España no conseguirá compensar la caída de producción en el resto de los principales países productores.

«Estaremos vigilantes ante las previsiones interesadas al alza que suelen surgir desde distintos agentes del sector, con una finalidad claramente especulativa», ha afirmado Ávila.

En España, el precio del aceite bajó la semana pasada. La media, según el sistema Poolred, fue de siete céntimos menos por kilo en origen en el caso del virgen extra, de 3 céntimos menos en el virgen y de 5 céntimos menos en el lampante.

En el caso concreto del picual de Jaén, destacan desde Asaja, y durante el mismo periodo, los precios subieron levemente sobre todo en el caso del virgen, que se incrementó una media de 4 céntimos por kilo en origen. El virgen extra bajó, pero menos que a nivel nacional, ya que el descenso en Jaén fue de 3 céntimos, mientras que el lampante se mantuvo igual en lo que a precios se refiere

En cuanto a las salidas de aceite al mercado, tanto en el mercado nacional como en el caso concreto del picual de Jaén, se mantuvieron muy similares a las de la semana anterior.

 

Fotos

Vídeos