Abundantes lluvias sin grandes daños en el noroeste provincial

El agua inundó la zona de confluencia de los Bermejales, en la ciudad de Linares. /ENRIQUE
El agua inundó la zona de confluencia de los Bermejales, en la ciudad de Linares. / ENRIQUE

Linares, Vilches, Alcalá la Real, entre los municipios más afectados; ninguna carretera cortada y en Martos la Policía rescató a tres personas de un coche

J. M. LIÉBANA / ALMUDENA GARRIDO /MARILÓ NIETOJAÉN

Llovió ayer con fuerza, sobre todo por la mañana, en media provincia jienense. La gota fría que desde el pasado jueves azota el sureste peninsular, mantuvo en alerta a 21 provincias, en nueve de las cuales pasó de amarilla a naranja como fue el caso de Jaén, al avanzar hacia el oeste. Linares y municipios del Condado como Vilches registraron fuertes precipitaciones, sin daños personales, solo con bajos y locales parcialmente inundados y algunas carreteras secundarias afectadas de forma puntual.

En Linares llovió con gran intensidad por la mañana, provocando la salida del servicio de bomberos para actuar en cinco zonas del municipio. Su jefe, Jesús Padilla, indicó que las salidas no tuvieron mayor importancia, actuando sobre todo en varios portales y en limpieza de alcantarillado. Donde más problemas e incidencias hubo fue en la zona de la calle Marmolejo. Padilla subrayó que «gracias a los trabajos de mejora en las zonas de la Fuente del Pisar y de la Avenida de Andalucía, las lluvias no han causado mayores problemas en el municipio».

No obstante, algunas calles se vieron afectadas, según informó Efe, como Fernando El Católico y otras, con contenedores de basura arrastrados de su sitio. Y en la carretera de Baños de la Encina, las bandas sonoras fueron sacadas de su emplazamiento por el agua, quedando en mitad de la calzada.

En Alcalá la Real empezó a llover con fuerza ya en la tarde del viernes. Tras una noche de agua, la tormentas descargaron con fuerza en algunas aldeas de la localidad a primera hora de la mañana de ayer. El alcalde, Marino Aguilera, y el teniente de alcalde y concejal de Aldeas, Ángel Montoro, realizaron tras lo sucedido visitas a las zonas afectadas: Pilas de Fuente Soto, Fuente Álamo y carretera de Fuente Álamo a La Hortichuela.

Desde el consistorio se agradeció el trabajo inmediato de los vecinos para despejar las calles y permitir así el paso de vehículos. Las labores de limpieza se mantendrán en los próximos días, según confirmaba ayer la concejala de Obras y Servicios, Mercedes Flores. Los Bomberos estuvieron hasta el mediodía realizando labores de limpieza del alcantarillado para volver lo más pronto posible a la normalidad.

Ninguna carretera quedó cortada pese a la lluvia y el barro, según informaron a Efe fuentes del servicio coordinado de emergencias del 112. También hubo incidencias por calles y bajos anegados en La Carolina, Úbeda, Cazorla, Vilches o Martos, donde la Policía Local rescató a tres personas atrapadas en un turismo, sin resultar heridas.

Entre las carreteras de la provincia afectadas por barro o balsas de agua, la JA-3306 entre Martos y Jamilena, en Ibros la A-322, la A-401 en Huelma, o la JA-4200 por piedras en Cabra del Santo Cristo.

A oscuras, en Jaén

En la capital, la zona de las Faldas del Castillo lleva dos días con problemas en el alumbrado público. El presidente de la asociación de vecinos Torre del Concejo, Francisco Jesús Castro Liébanas, informó de que la zona alta del barrio de San Juan, así como el barrio de Santiago y la Carretera de Circunvalación, han estado a oscuras en las primeras horas de la noche del jueves y del viernes, no afectando al suministro en los domicilios. La causa, según indicó, pudo estar en el mal estado de los transformadores situados en Faldas del Castillo y en Juanito el Practicante.