La ADR Sierra Mágina cierra un ciclo y elige nuevo presidente

La ADR Sierra Mágina cierra un ciclo y elige nuevo presidente

En diciembre se ha cerrado el programa LiderA 2009-2015, que ha subvencionado 124 proyectos, y Pedro Justicia, alcalde de Bélmez, releva a José Rubio en la presidencia del Grupo

C. M.

La ADR Sierra Mágina celebró el 14 de diciembre su último Consejo Territorial, en el que además de hacer balance de las actuaciones realizadas en el último año y ultimar el cierre del programa LiderA 2009-2015, se eligió al nuevo presidente del Grupo, Pedro Justicia Herrera, alcalde de Bélmez de la Moraleda, que releva en el cargo a José Rubio, alcalde de Cabra de Santo Cristo. A lo largo de este marco se han presentado 253 solicitudes para acceder a las ayudas europeas. Entre ellas se han seleccionado, aprobado y ejecutado 124 proyectos de actuación en la comarca. Esto ha supuesto que se genere una inversión de 11.112.859 euros en los municipios de esta zona, de los que más de una tercera parte han correspondido a ayudas públicas. De este modo las subvenciones han ascendido a 4.444.642 euros, correspondiendo los 6.668.217 euros restantes a aportaciones privadas. Las actuaciones que han recibido ayudas han logrado crear 26 nuevos puestos de trabajo, además de mantener y consolidar otros 330 empleos.

José Vico, gerente del Grupo de Desarrollo Rural, ha puesto de manifiesto que el programa ha sido un instrumento importante para el mantenimiento de la población y el empleo en el entorno rural. «Ha sido un argumento muy fuerte para la dinamización en todos los colectivos, un estímulo a la iniciativa empresarial y a los recursos endógenos. Un instrumento que no necesita muchos recursos pero que genera una repercusión tremenda en la comarca, muy afectada por la capacidad de atracción de núcleos más grandes del entorno, como Jaén y Granada».

El gerente explica que el marco comunitario que acaba de finalizar ha seguido varias líneas estratégicas, unas centradas en la modernización del sector agropecuario, y otras para ayudar a proyectos de pequeñas empresas, apoyo a los ayuntamientos y asociaciones, medidas para el ámbito forestal y de medio ambiente. «Entre las medidas de modernización del sector agrario, hemos trabajado en dos líneas. La primera para mejorar las instalaciones en las empresas del sector oleícola, interviniendo en cooperativas, e incidiendo en el aprovechamiento de los subproductos del olivar, como por ejemplo el hueso de aceituna, para la obtención de combustibles. Otra línea ha sido la adecuación de instalaciones para mejorar la calidad del aceite que se obtiene en las almazaras de la comarca que lo han solicitado, porque Sierra Mágina es una Denominación de Origen, y potenciar esa calidad es un objetivo prioritario».

Asimismo, dentro del ámbito forestal y de medio ambiente, el Grupo de Desarrollo Rural ha gestionado la entrega de fondos a un proyecto de infraestructuras, el refugio de Miramundos, al margen de la ruta turística del mismo lugar, por ser un elemento de atracción al turismo de naturaleza y que motiva a realizar rutas por la zona.

Por su parte, dentro de las ayudas generales dirigidas a pymes, la ADR ha priorizado los servicios de asistencia al ciudadano, sobre todo los relacionados con la salud. «Hemos puesto el foco en los servicios de proximidad, apoyando a clínicas veterinarias, de fisioterapia, audimetría, podología, odontología, etc. La mayoría de proyectos apoyados en esta línea han sido promovidos por personas jóvenes y con titulación universitaria, por lo que hemos logrado que se queden en el territorio con un empleo a tiempo completo».

En cuanto a las administraciones públicas, las ayudas concedidas han ido dirigidas a infraestructuras, al mantenimiento del patrimonio y la valorización de los recursos culturales y etnográficos. «En la Guardia hemos apoyado el proyecto de restauración del entorno del convento de los dominicos, en Campillo de Arenas el centro de interpretación la Leyenda y la frontera. En Bélmez de la Moraleda se ha ayudado en los trabajos de adecuación de la plaza central. Hemos prestado una especial atención a temas relacionados con la eficiencia energética, incentivando la sustitución de luminarias por otras de bajo consumo en algunos municipios».

Además de todas estas líneas, el GDR Sierra Mágina ha podido realizar varios proyectos propios gracias a los fondos europeos. «Hemos realizado medidas para dinamizar a la población joven y a las mujeres, dirigidas a que tengan un mayor empoderamiento, aplicando para ello mejoras en su capacitación para que encuentren un empleo o que inicien una actividad por cuenta propia. En esta línea por ejemplo hicimos unos cursos sobre huerta tradicional y apicultura».

2015

En el último año, el Grupo de Desarrollo rural ha ultimado el programa con la aprobación de ayudas a 27 proyectos, que se han ejecutado gracias a una subvención de 1.185.029 euros y generando en la comarca una inversión total de casi 3 millones de euros (2.983.312 euros). Pero también se han efectuado las certificaciones y entrega de ayudas de otros proyectos ya aprobados en el año anterior, por tanto en total han dado en 2015 ayudas por valor de 2.148.902 euros, dirigidos a 47 proyectos que han generado una repercusión económica de 5,56 millones de euros.

Entre los proyectos más llamativos aprobados y ejecutados en el último ejercicio de este programa de ayudas, destacan en Mágina una bodega vitivinícola en Arbuniel (Casería de los Alfajes), la quesería artesanal en la Hoya del Salobral. También se ha llevado a cabo un proyecto de capacitación agropecuaria de mujeres en la comarca.