El incendio baja de nivel de riesgo

Uno de los medios aéreos que trabaja en la extinción del incendio./
Uno de los medios aéreos que trabaja en la extinción del incendio.

Los 250 efectivos militares abandonaron el terreno ayer por la tarde, mientras que la mayoría de los desalojados han vuelto ya a sus casas

LORENA CÁDIZ

Día de buenas noticias, aunque sin alardes. Después de una noche que era clave (la del sábado al domingo) en la que la «evolución favorable» continuó, lo que significa que el perímetro de las llamas no avanzó, a media mañana se dio por «estabilizado» el incendio. Eso significa precisamente eso mismo, que el fuego no avanza, pero sigue activo, y a última hora de ayer ni el 112 ni el Infoca querían mencionar la palabra «controlado», una noticia que posiblemente llegue hoy si todo avanza tal y como se espera.

Durante toda la jornada, tanto el Infoca como la Unidad Militar de Emergencias (UME) realizaron tareas de refresco y de remate con 467 efectivos trabajando sobre el terreno, con nueve medios aéreos y 38 terrestres.

La segunda buena noticia llegó a las siete de la tarde cuando la Delegación del Gobierno confirmaba la bajada del nivel de riesgo del nivel 1, en el que ha permanecido durante tres días, al nivel 0. Eso supone que la evolución favorable continúa, con lo que, a partir de esa hora, comenzó a replegarse la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ha aportado 250 efectivos a este incendio para apoyar al Infoca.

A última hora de ayer quedaban, por tanto, trabajando sobre el terreno once grupos de especialistas con seis autobombas, la Unidad Médica de Incendios Forestales (UMIF) y la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT); mientras que los medios aéreos estuvieron hasta el ocaso el ocaso.

Allí siguieron también técnicos de operaciones y especialistas de Infoca, así como agentes de Medio Ambiente junto a asesores técnicos de Emergencias 112 Andalucía y agentes de la Guardia Civil.

Poco a poco, a lo largo del día, las 29 personas que habían sido desalojadas de forma preventiva de las pedanías y cortijadas de Ceal, Chillar y Cortijo Nuevo pudieron volver a sus casas. Las únicos que no han podido hacerlo hasta primera hora de hoy son los vecinos de Chíllar, ya que según informó el Ayuntamiento de Huesa, no se les permitió acceder, «no por riesgo de las llamas y si para evitar posibles accidentes, ya que parte de los medios terrestres están en esa zona con las tareas de refresco y vigilancia del perímetro». Según el Ayuntamiento, el control para evitar que se transite por esa zona lo ha llevado a cabo la Guardia Civil.

Superficie afectada

De momento nadie se atreve a hacer una estimación de cuánto terreno ha calcinado el incendio, aunque todos hablan de miles de hectáreas. «La superficie afectada se conocerá con absoluta transparencia toda vez que los técnicos y analistas del Infoca lleven a cabo las oportunas mediciones», dijo la delegada del Gobierno, Purificación Gálvez, que visitó ayer el Puesto de Mando Avanzado y estuvo presente en la reunión del Comité de Operaciones, que cada día evalúa el incendio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos