Ideal

Siete horas de apocalipsis zombi entre monumentos renacentistas

Ambiente de zombis y soldados por el entorno de la calle Real.
Ambiente de zombis y soldados por el entorno de la calle Real. / ROMÁN
  • Más de medio millar de personas participaron anoche en el juego real Experiencia Zombi Úbeda por el casco histórico

Decenas de muertos vivientes invadieron anoche el casco histórico de Úbeda, que por unas horas se vio sumido en un apocalipsis zombi al que tuvieron que sobrevivir varios cientos de valientes, de todas las edades y llegados desde diferentes puntos de la geografía nacional. Fue así durante la primera edición de la Experiencia Zombie de Úbeda, un juego real organizado por Semer Turismo, Cero Culture y el Ayuntamiento que resultó todo un éxito. Una apuesta novedosa en la ciudad y la primera de este género en toda Andalucía, que se alargó durante toda la madrugada y que superó el medio millar de participantes, logrando agotar las plazas tan sólo dos semanas después de su presentación hace unos meses.

¿El objetivo? Aguantar durante siete horas sin ser atrapados por las hornadas de zombis, y entre medias, superar distintas pruebas y pasar por diferentes puntos, algunos incluso dentro de edificios, siguiendo la trama de una historia que se fue desvelando en las semanas previas a través de vídeos colgados en redes sociales. Una tarea nada fácil pues, aunque los ‘no vivos’ caminaban lentamente (a excepción de los ‘Z’ que eran mucho más ágiles pero menos numerosos), aprovechaban que iban en masa para organizarse y acorralar a sus objetivos, con lo cual resultaba casi imposible escapar sin una buena estrategia.

Lo bueno del juego es que no acababa para los participantes que eran atrapados ya que a partir de ese momento, si lo deseaban, podían pasar por la sala de maquillaje y seguir jugando en el papel contrario. Con ello, el número de zombis fue creciendo con el paso de las horas.

La expectación era grande. Tanto que a las cinco de la tarde ya había largas colas de inscritos en la calle Real dispuestos para recibir sus equipos de ‘supervivientes’ o de ‘no vivos’ (prenda identificativa color verde o rojo, respectivamente, mapa de la ciudad con las indicaciones necesarias del espacio concreto de juego y reglamento). Posteriormente, durante varias horas los zombis tuvieron que someterse a una sesión de maquillaje para dar un mayor realismo al juego.

Así, a eso de las nueve de la noche, el entorno de la calle Real ya estaba plagado de muertos vivientes. Y en torno a ellos decenas de curiosos, aficionados al género y vecinos, que pudieron fotografiarse y disfrutar, además, del despliegue del operativo policial y militar simulado que veló por los ‘supervivientes’.

El pistoletazo de salida se dio a las once de la noche dentro del Teatro Ideal Cinema. Allí se puso en situación a los participantes y se dieron las últimas explicaciones hasta que irrumpieron en la sala los zombis y a todos los presentes sólo les quedó correr dentro del tablero de juego en que se convirtió el casco histórico ubetense. Al principio todo resultó algo más complicado debido a la presencia de curiosos, pero conforme avanzó la noche y la madrugada el juego fue ganando en realismo y emoción. La aventura finalizó a las seis con la ‘extracción’ de ‘supervivientes’.

Un operativo especial de voluntarios de Protección Civil y de Policía Local veló por la buena marcha de la actividad. Además, los vecinos de la zona fueron avisados de que, durante la noche, se podían encontrar zombis o extraños seres por las calles, así como con cortes de circulación que pretendieron preservar la seguridad de los participantes.

Temas