Heineken vende la marca de cerveza Alcázar, pero seguirá fabricándola en Jaén

La multinacional había recibido órdenes de deshacerse de la 'rubia' local por el Tribunal de la Competencia Produce 12.000 hectolitros al año en envases de un litro

CARMEN CABRERAJAÉN

El Alcázar, esa cerveza que para muchos es un emblema de Jaén y que no puede faltar a la hora de sofocar el calor, parece que aún le queda mucha vida en Jaén. Fuentes de Heineken han corroborado que la marca ya no pertenece a esta empresa, sino que se ha vendido a una segunda firma. Sin embargo, hay de por medio un contrato mediante el cual la factoría jienense ubicada en La Imora sigue fabricando esta cerveza y, por lo tanto, continúa distribuyéndose a tiendas y supermercados.

Para comprender cómo se ha llegado a este punto hay que rememorar varios años atrás, cuando Heineken compró la fábrica Cruzcampo de Jaén, que era la encargada de producir y comercializar la marca Alcázar. En aquel momento y debido a esta operación, el Tribunal de la Competencia anunció que la empresa estaba obligada a desprenderse de El Alcázar, como contemplaba el plan confidencial de enajenación dispuesto por el Consejo de Ministros de diciembre de 1999. La finalidad era impedir que la colaboración entre las dos empresas cerveceras supusiera una concen- tración que pudiera entorpecer la libre competencia del mercado de la cerveza. Se desprende así que la solución que ha encontrado Heineken ha sido la de vender la marca a otra empresa, pero ésta le ha encargado su fabricación. Se trata de un camino alternativo para continuar con la elaboración de la 'rubia' más querida en Jaén, resolviendo el problema de la competencia.

Actualmente, se fabrican 12.000 hectolitros al año con el nombre de El Alcázar, que se distribuyen por los canales habituales. Ahora, tan sólo puede encontrarse en un formato, el de un litro, pero según apuntan desde Heineken, «es una marca que gusta, muy apreciada y que la gente sigue comprando».

Producción total

En lo que respecta a la producción total de la fábrica jienense, se esperan superar los 1,3 millones de hectolitros alcanzados en el año 2006, lo que supondría llegar a un récord en la cantidad de líquido producido. Actualmente, lo hace con las marcas Amstel, Cruzcampo y Latino (esta última tinto de verano). Además, hace dos años que comenzó a distribuir un formato novedoso, el PET para la cerveza, con la ventaja de que pesa menos, lleva tapón de rosca para su mejor conservación y no se rompe. Este tipo de formato supone el 10 por ciento de toda la espuma que genera la planta, debido a la buena aceptación que ha tenido en el mercado.

Fotos

Vídeos