El parque del Bulevar acoge la escultura de Juan Pablo II

La estatua fue descubierta ayer ante la expectación de sus promotores, la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Jaén

BELÉN RAMIRO
ACTO. La estatua de Juan Pablo II justo después de ser destapada. /PIQUI/
ACTO. La estatua de Juan Pablo II justo después de ser destapada. /PIQUI

Jaén se encuentra arropada desde ayer por la bendición de Juan Pablo II, representada en una estatua de 2,30 metros de alto en la parte baja de la I Fase del Parque del Bulevar. Precisamente, el alcalde de la capital jienense afirmó ayer que el parque pasará a tener el nombre de Juan Pablo II.

La iniciativa fue promovida por la Agrupación de Cofradías y Hermandades de Jaén, aunque la financiación ha llegado además, por parte de colegios y entidades empresariales, colegios de enseñanza, fundaciones y particulares, quienes, según el presidente de la Agrupación, José María Mariscal «han sido el impulso más importante para que los números cuadraran».

Enternecedora

La figura del Sumo Pontífice mide 85 cm. de alto y se apoya sobre un pedestal donde rezan paneles con imágenes representativas de la vida de Juan Pablo II, que hacen referencia a su actitud viajera y su apuesta por la familia como transmisora de valores de Cristo y su actitud conciliadora y defensora de la paz en el mundo. Asimismo, también reza una frase del Papa que dijo:«No tengáis miedo, abrid las puertas a Cristo». El Obispo de la diócesis de Jaén, Ramón del Hoyo, destacó la importancia de incluir esta representación de 'Papa viajero' en un lugar público y pagano porque además, los más pequeños conocerán con imágenes las importantes actitudes cristianas del pontífice y será aleccionador para todo el que pasee por el Bulevar. El obispo destacó su personalidad luchadora por conocerlo personalmente.

Emocionados

Especialmente emocionados se encontraban los integrantes de las cofradías y hermandades de Jaén que asistieron emocionados al descubrimiento de la imagen a pesar del riesgo de lluvia, que en 2007 parece no querer separarse de ellos. También estuvieron arropados por bastantes concejales del actual mandato y futuros concejales del Partido Popular. Que eligieron el acto para ser acompañados por sus parejas y aprovechar para ser vistos por los múltiples ciudadanos del pueblo de Jaén que quisieron ver de cerca la nueva estatua de la capital. Tanto unos como otros escucharon orgullosos las maneras en que la Banda Municipal entonaba el Adaggio T. Albinoni y posteriormente el himno de Jaén, donde algunos incluso aprovecharon para afinar la garganta.

Emotividad en torno a un personaje histórico donde todos los presentes coincidieron en elogiar como un perfil católico digno de admirar: "incansable defensor de la paz en el mundo y dialogante con católicos y no católicos", afirmaba José María Mariscal.

Jaén será más que nunca la ciudad del Santo Reino, en palabras del alcalde por la manera de proclamar los valores cristianos desde la estatua de Juan Pablo II, que reafirmó la idea de la paz y la unión, más allá incluso, de la religión.

Fotos

Vídeos