Cultura muestra las piezas romanas encontradas en Marroquíes Bajos

Aún están en estudio y se desconoce si pasarán finalmente a formar parte de la colección permanente del Museo Provincial

A. O.JAÉN
En la imagen, presentación de las piezas ayer por la tarde./ F. J. C./
En la imagen, presentación de las piezas ayer por la tarde./ F. J. C.

Expansión Norte, que ahora se concibe como la nueva ciudad de Jaén, es a la vez el Jaén antiguo, como atestiguan los restos encontrados en la villa romana de 'Los Robles', en la zona arqueológica de Marroquíes Bajos. Hallazgos que fueron mostrados ayer en el Museo Provincial como fue anunciado en su día.

La delegada de Cultura, Francisca Company indicó en la presentación pública de estas piezas que «Jaén tiene un gran patrimonio, un gran tesoro, y es una labor de todos conservárselo y pasarselo en las mejores condiciones a las futuras generaciones». Company señaló que la importancia de estas piezas es notable y recalcó que constituyen una muestra más del magnífico legado que existe en la provincia en general y la capital en concreto, pero que a veces no se valora.

En un primer momento estas piezas no van a estar expuestas en el Museo dentro de su colección permanente, puesto que continúa su estudio. «Todavía no se ha decidido -añadió- con respecto a estos y otros materiales igualmente importantes que posee el Museo, sobre si se van a ubicar bajo su marco expositivo o no.

La villa romana de 'Los Robles' se localiza al final del Bulevar dentro de la zona arqueológica de Marroquíes Bajos. Se encontraron allí a principios de año varias esculturas en una excavación de urgencia, después la Delegación Provincial ha realizado una nueva actividad para preservar por completo este conjunto excepcional. Se han recuperado las esculturas en mármol de una cabeza de mujer a tamaño natural, y de Venus, Priapo y Diana en formato pequeño. También aparecieron otras en caliza, además de monedas, vidrios y cerámicas. Las esculturas estuvieron situadas alrededor de una piscina, dentro de un patio porticado decorado con estuco y pavimentado con mosaico de motivos geométricos, que fue edificado en el siglo II. Se abandona siglos más tarde, después de un violenta destrucción. La iniciativa llevada a cabo en la zona ha permitido salvar el riesgo de expolio de este lugar, además de conocer el contexto histórico de esas esculturas, que ya se encuentran seguras en el Museo Provincial.

Fotos

Vídeos