El CD Linares sólo suma un punto de nueve posibles y se aleja del ascenso

Después de la derrota en Baza, el capitán Chico es partidario de la autocrítica para no perder definitivamente la estela de los primeros clasificados del grupo

A. MARTÍNEZLINARES
El CD Linares sólo suma un punto de nueve posibles y se aleja del ascenso

Los pupilos de Pedro Pablo Braojos no realizaron un mal partido en su visita a Baza el domingo. Incluso el propio míster aseguraba tras el choque en tierras granadinas que estaba contento con el rendimiento de sus futbolistas. Mala suerte, largueros que se atraviesan en los disparos de los azulillos, falta de acierto a al hora de rematar. Lo cierto es que ya son muchas semanas sin sumar de tres en tres (se ha sacado un punto de los últimos nueve posibles) y el CD Linares observa, pese a no realizar un mal juego, cómo las distancias con el primero y con los puestos de liguilla de ascenso se van ensanchando (ahora a ocho puntos). De momento hay tranquilidad en el club azulillo, pero si no se rompe esa dinámica no pasará mucho tiempo para que empiecen a aflorar los nervios.

El capitán Chico no tenía reparos ayer en reconocer que es preciso «que nos miremos a nosotros mismos para ver qué es lo que estamos haciendo mal. Ya no nos vale que si la suerte o que si los tiros al palo. Necesitamos una victoria para salir de esta dinámica en la que estamos desde hace unas semanas. No nos vale acudir a que los rivales tienen fortuna y nosotros no», aseguraba el jugador.

Autocrítica

Respecto al choque en Baza, Chico aseguraba que «el hecho de que los granadinos marcaran el primer tanto hizo que el partido se les pusiera de muy de cara y eso nos obligó a nosotros a tener que arriesgar más. Nosotros dispusimos también de buenas ocasiones y creo que lo hicimos bien, aunque a la mínima ocasión que ellos dispusieron la metieron». El capitán azulillo aseguraba que «sabemos que algo debemos estar haciendo mal y tenemos que intentar cambiar esa dinámica cerrando el año con una victoria contra el Mérida. Eso nos daría mucha moral para recuperar la confianza y además nos metería de nuevo entre los siete u ocho primeros de la tabla».

Para no dejar escapar los puntos de Linarejos el próximo domingo, Chico hacía un llamamiento a la afición azulilla para que esté apoyando al equipo . «Los aficionados tienen que tener confianza y tranquilidad y apoyarnos en estos momentos que es cuando más lo necesitamos. Tienen que se conscientes de la enorme igualdad que hay en este grupo de la Segunda B y ver que el equipo no ha merecido perder algunos de esos últimos partidos por el juego que hemos desarrollado. Por eso les pido el máximo apoyo para poder ganar el próximo choque y afrontar así mejor la segunda vuelta».

Chico no podrá jugar precisamente ese choque contra el conjunto emeritense en Linarejos al tener que cumplir un partido de sanción por acumular cinco cartulinas amarillas. El choque servirá también para dilucidar los ganadores de los premios que concede anualmente una peña de seguidores del Mérida, en los que es finalista la afición azulilla.