El CD Linares no se puede permitir un tropiezo en tierras bastetanas

Cidoncha destaca la importancia de sumar tres puntos en el campo del Baza y considera que la igualdad en el grupo se mantendrá hasta el tramo final de Liga

ÁNGEL MENDOZALINARES

No debe haber tropiezos. Si el Club Deportivo Linares quiere acabar el año entre los equipos de cabeza no se puede permitir un tropiezo en tierras bastetanas. Con esa mentalidad ha trabajado la plantilla durante toda la semana. El año pasado sufrieron para imponerse 0-1 en el mismo campo, con un gol de Romerito en una de las pocas llegadas al área que tuvieron los azulillos. La efectividad fue entonces fundamental y volverá a serlo mañana.

El central José María Cidoncha asegura que va a ser un encuentro complicado. «Pero está claro que si queremos meternos arriba tenemos que ganar en Baza. Son tres puntos vitales y vamos con la ilusión de lograrlos de cara a la clasificación. Queremos terminar cerca de los puestos de play-off y empezar el 2007 ilusionados por meternos en el grupo de cabeza, especialmente de cara al mes de mayo, que es cuando empieza a decidirse todo», argumenta el central del equipo azulillo.

Contundencia en defensa y efectividad en ataque es lo que necesita el Linares para ganar un duelo que será incómodo. Cidoncha apunta que «las segundas jugadas y la estrategia son dos puntos fundamentales y a tener en cuenta por las dimensiones reducidas del campo. El Baza basa su fútbol en un juego abierto y con llegadas de segunda línea. Como se dice en estos casos, hay que ponerse el mono de trabajo».

Igualdad

La nueva campaña está dejando un grupo cuarto especialmente ajustado. Ganar dos partidos te mete arriba y perderlos te hace bajar muchos puestos, aunque las diferencias siguen siendo mínimas. Los azulillos, que están en el décimo lugar de la tabla, sólo tienen el play-off a cinco puntos. Hay equipos que mantienen una buena línea desde que empezó el campeonato y han desbancado a algunos de los favoritos de esa zona. Sin embrago, la Liga es larga y la experiencia apunta que no todos pueden rendir al máximo nivel durante toda la competición.

«Todos deseamos que alguno se desinfle. Hay equipos muy potentes esta temporada y la igualdad seguirá hasta el final. Muchos tienen opciones, pero lo importante es conseguir uno de esos puestos de cabeza en el tramo final. Creo que llevamos una línea de regularidad buena, aunque si queremos cumplir los objetivos no podemos perder puntos en casa, fuera siempre vas sacando y te ayuda a sumar más», comenta el central azulillo.

La pasada temporada por estas fechas equipos como el Linares, Águilas y Cartagena ya se estaban distanciando de la mitad de la tabla y ocupaban los puestos de play-off sin demasiados sobre saltos. Se ha demostrado que ahora la competencia es mucho más dura. «Hay que olvidarse de lo que se hizo la temporada pasada. Cada año es una historia. El nivel del grupo es mucho mayor y existe una competencia muy importante. Será un año duro, pero si hacemos las cosas bien y volvemos a ser fuertes en casa podemos estar en los puestos de accenso cuando realmente es importante», concluye José María Cidoncha, que el domingo ocupará el centro de la zaga junto a Chico.

El potencial de ambos en juego aéreo para jugadas de estrategia será una de las buenas bazas del CD Linares de cara a ganar el partido de mañana.