El CD Linares quiere despedir el año en el grupo de cabeza de la tabla

El club prepara descuentos para los jóvenes y campaña de recogida de alimentos de cara al choque contra el Mérida

ÁNGEL MENDOZALINARES

El CD Linares se mentaliza para no fallar en Baza. En el partido de este fin de semana puede estar la clave para que los azulillos terminen el año más cerca de la zona de play-off, con permiso de los rivales directos que hay por delante. El cuarto puesto está un poco más lejos después del último empate, pero llegan dos encuentros importantes ante bastetanos y emeritenses.

Los azulillos están en mitad de la tabla a sólo tres puntos del sexto, CD Alcalá, y a cinco del Marbella, que ocupa la cuarta posición. Aunque la Liga aún tiene muchas páginas por escribir, los jugadores saben que no pueden permitirse otro tropiezo después de haber sacado un único punto de las dos últimas jornadas. Por plantilla y objetivos el Linares parte como favorito para ganar los dos últimos compromisos de diciembre. Seis puntos que, de lograrlos, le permitirían dar un gran salto en la clasificación.

Mientras Braojos prepara a sus hombres para el desplazamiento a Baza, el club ya piensa en el último encuentro del año en el municipal de Linarejos. Será el 17 de diciembre ante el Mérida. Después vienen las vacaciones de Navidad y la Liga regular se retoma el 7 de enero, cuando los azulillos viajarán a Villanueva. Si no hay sorpresas en estos dos últimos choque para los azulillos, afición y club se comerán el turrón con cierta tranquilidad.

Descuento

Con motivo de la visita del Mérida, la entidad linarense quiere tener un detalle con el sector más joven de la afición. Habrá un descuento de tres euros para los seguidores desde edad infantil y juvenil, por lo que las localidades para ambos casos tendrán precios casi simbólicos que no exceden los diez euros.

«Es un detalle que queremos tener con los aficionados más jóvenes y con los niños para que puedan disfrutar de un partido de su equipo coincidiendo con sus vacaciones de Navidad. Es una fecha señalada», apunta el gerente, Fernando Abad. La fórmula también puede ayudar a que los abonados con hijos menores de edad puedan ir con ellos al fútbol. Con el buen juego que están haciendo los azulillos en casa, sea más o menos positivo el resultado, es una buena forma de hacer al CD Linares una referencia mucho más cercana para la generación venidera.

Otra de las peculiaridades que tendrá el último encuentro del año en el municipal de Linarejos será la campaña de recogida de alimentos. La pasada temporada ya se llevó a cabo con buenos resultados y la experiencia volverá a repetirse. El objetivo es que cada aficionado que acuda al campo para ver el choque ante el Mérida lo haga acompañado de, al menos, un kilo o litro de alimentos no perecederos. Cáritas Interparroquial se hará cargo de la recogida de los paquetes en las puertas de acceso al estadio.