El Real Jaén retorna al empate

Los de Vinyals tuvieron el encuentro de cara, pero apostaron sólo por no caer derrotados ante un equipo que no desplegó un buen fútbol y el reparto de puntos fue lo más justo

JOSÉ ANTONIO BENÍTEZSEVILLA
TABLAS. Un lance del choque disputado ayer entre el filial sevillista y el Real Jaén en tierras hispalenses. /ABC/
TABLAS. Un lance del choque disputado ayer entre el filial sevillista y el Real Jaén en tierras hispalenses. /ABC

El Real Jaén perdió ayer una gran ocasión para sumar los tres puntos que disputó ante el filial sevillista en un encuentro que se saldó con reparto de puntos, ya que a la conclusión del mismo se llegó con el 0-0 inicial en el marcador de la Ciudad Deportiva Cisneros Palacios.

A los jienenses se les presentó un encuentro inmejorable, pues en pocas ocasiones se verán las caras fuera del Nuevo La Victoria los de Jordi Vinyals a un rival tan espeso y que echaba de menos a sus mejores y más desequilibrantes elementos. Ni siquiera puede servir como excusa que el colegiado de la contienda no decretara un posible penalti a favor de los jienenses. Un equipo que no tira a puerta y que da por bueno el empate inicial no merece mejor premio que un triste punto.

No hay que reprocharle en tareas defensivas a los visitantes, pero para acabar la temporada entre los cuatro primeros y soñar con el ascenso a la División de Plata hay que hacer algo más que ponerse el siempre incómodo mono de trabajo.

Desde el pitido inicial se pudo comprobar que el fútbol pasaría de largo de la carretera de Utrera en la matinal de ayer. Ni unos ni otros estaban demasiado inspirados, puede que influenciados por la lentitud del terreno de juego. El técnico local, Manolo Jiménez, se dio cuenta de la situación y quiso ponerle remedio a las primeras de cambio a la mala puesta en escena de los suyos, por lo que dio entrada a Cordero, en el minuto 20, en detrimento de un despistado Ismael. Pero ni con la sustitución cambió la cosa.

Los locales apenas ponían en apuros la meta de Calleja; tan sólo buscaban la meta contraria a través de algún remate con poco fundamento de Juan Pablo, mientras que los visitantes apostaban por la intendencia para no volver a casa con una derrota. Y con los balones parados, para anotar ese tanto que les permitiera sumar de tres en tres a orillas del Guadalquivir, parecía cada vez más complicado con el paso de los minutos. Y es que pudo llegar el gol visitante antes de que se llegara al descanso. Lo tuvo en sus botas Cañadas al filo de la media hora, a poco que el esférico hubiera botado dos centímetros antes de donde lo hizo.

Segundo tiempo

El segundo acto comenzó con una buena internada de los hombres de la Ciudad del Santo Reino, que obligó a Lolo a cortar un pase que, de haber llegado a los dominios de Geni, con total seguridad se habría convertido en el 0-1. Pero la mejoría en el juego de los visitantes fue un visto y no visto, que duró apenas cinco minutos. A partir de ese momento, el encuentro volvió a ser un querer y no poder como en la primera mitad. Y eso que el Sevilla Atlético, que ya contaba con José Manuel como referencia ofensiva junto a Juan Pablo, tampoco estaba para muchas cosas. Las jóvenes promesas nervionenses echaban mucho de menos las bajas del sancionado Bruno y la de Alejandro Alfaro, al que los minutos disputados el sábado con la primera plantilla le obligó a ver los toros desde la barrera.

El Real Jaén, por su parte, no encontraba el camino del gol y mostraba cierta apatía cuando se acercaba a las inmediaciones de la meta defendida por Vargas. Bajo estas premisas, lo normal era que todo acabara como comenzó. Con un triste y aburrido empate a cero que pudo evitar Pablo Gallardo en el tiempo de prolongación. El central remató de cabeza un medio pase desde la esquina de Capel, que Calleja detuvo con dificultad. Siendo justos, el gol no habría premiado los méritos desplegados por dos conjuntos que se olvidaron de jugar al fútbol en la Ciudad Deportiva.

Así las cosas, tuvieron que conformarse con el reparto de puntos que mantiene al Sevilla Atlético en puestos de promoción de ascenso una semana más y deja al Real Jaén en la mitad de la tabla de clasificación.