«Mi máxima aspiración es llegar a la Selección»

RAFAEL Gª-CASARRUBIOSJAÉN

Manuel del Moral Fernández dejó la capital del Santo Reino con catorce años para viajar a tierras madrileñas con el objetivo de iniciar su carrera como futbolista. Militó en las filas de los juveniles del Atlético de Madrid en el 2001. Al año si- guiente ingresó en el primer equipo rojiblanco durante dos temporadas y, tras una breve estancia en el Recreativo de Huelva, volvió al filial rojiblanco. Ahora tiene 22 años y se ha convertido en el deportista de élite jienense que más está destacando en el panorama nacional gracias a su buen hacer en el Getafe Club de Fútbol. Esta temporada lleva ya tres goles con el conjunto de Getafe y la convocatoria de la selección española pronto podría llamar a sus puertas.

-¿Cómo te encuentras en el Getafe Club de Fútbol?

-Estoy muy a gusto. La pretemporada fue muy buena y conecté con todos los compañeros a la primera. Al principio de la temporada empecé como suplente, porque el entrenador Bern Schuster prefirió confiar en jugadores que ya tenía del año pasado. Sin embargo, hace siete jornadas me dio una oportunidad y, por lo visto, lo estoy haciendo bien. Estoy marcando goles, que es lo que tiene que hacer un delantero. Lo que necesito ahora es seguir en esta línea y establecerme como titular definitivamente.

-¿Echas de menos Jaén?

-Mucho. Yo llegué a Madrid con tan sólo catorce años, por lo que en ese tiempo he conseguido adaptarme. Sin embargo, añoro mucho a mi familia y amigos. He pasado muchos buenos ratos en Jaén y espero pasar otros más. La tierra tira mucho y yo nunca podré renunciar a lo que es mi ciudad. Pese a llevar tantos años fuera, siempre intento escaparme para ver a los míos y disfrutar algunos días en la que siempre será mi tierra.

-¿Qué aspiraciones tienes?

-La principal es jugar todos los minutos que pueda. Lo importante es hacerme definitivamente con el puesto en la delantera, porque sería un buen escaparate para mi carrera. Tengo la suerte de tener en la plantilla unos jugadores de grandísima calidad y quiero aprender de ellos todo lo que me sea posible. De todas formas, mi futuro es un poco incierto, porque el Atlético de Madrid tiene una opción de recompra por dos años, de forma que el club en el que milite en el futuro no va a depender directamente de mis deseos. Hay que darle tiempo al tiempo, pero por ahora estoy encantadísimo de estar jugando en el Getafe.

-¿Manu del Moral a la Selección?

-Se escucha mucho por ahí, pero yo no sé nada. Hay que darse cuenta que yo hace siete jornadas era suplente y llegar a la Selección es un privilegio muy difícil de conseguir. La buena noticia es que ahora el seleccionador Luis Aragonés está convocando a gente muy joven y diferente de los que iban antes, por lo que tengo más oportunidades. Sólo hay que ver los ejemplos del valencianista Silva o de Oubiña, del Celta de Vigo. De todas formas, yo me fijo para mejorar en delanteros clásicos como Raúl o Fernando Torres. Mi máxima aspiración es ir a la Selección. Me da igual con qué número o en qué posición. Lo importante es llevar el escudo.

-¿Estás al tanto de la marcha del Real Jaén?

-Claro que sí. Es el equipo de mi ciudad y siempre intento estar pendiente de su evolución como cualquier jienense. Sé que esta temporada se ha hecho un gran esfuerzo económico, aunque también soy consciente de que no está teniendo nada de suerte. Todos sabemos que la Segunda División B es muy complicada, por lo que tiene que luchar muchísimo por salir de ahí. En el Real Jaén hay varios jugadores con los que yo coincidí cuando era pequeño como Sutil, que además era mi vecino, o Miki. Son jugadores excepcionales y estoy seguro de que con la ayuda de los demás conseguirán subir el Real Jaén a lo más alto.

-¿Cómo viviste la pasada edición del Trofeo del Olivo?

-Con mucha ilusión. Es la primera vez que jugaba en mi tierra con mis compañeros y fue muy emotivo. Marqué un gol, pero perdimos el partido, aunque esto es anecdótico. Hubo un gran ambiente y un gran apoyo en la grada, sobre todo de los niños, que me dieron todo su cariño. Me recordó a mi infancia, cuando yo corría para ver de cerca a jugadores como Chumilla o Rueda. Los chavales me hicieron sentir como un ídolo. Allí sentí que antes de retirarme sería un sueño jugar algunas temporadas en el Real Jaén. Es algo que voy a intentar.

-¿Qué recomendarías a la afición del Real Jaén?

-En primer lugar, que siga respondiendo como lo ha hecho hasta ahora. El equipo se lo merece. Siempre hay que mantener encendida la llama de la ilusión. Es uno de los equipos que más posibilidades tiene de subir de categoría, pero todo el mundo sabe que la Segunda División B es muy dura. Por otra parte, a los niños que quieran practicar este deporte les diría que lo principal es que se diviertan y que, sobre todo, les hagan caso a sus entrenadores. Y lo más importante de todo es que estudien. La vida está muy difícil, por lo que hay que mantener la cabeza fría en todo momento. Con cultura y con estudios seguro que les irá mejor en la vida.