Díaz se siente plenamente adaptado en el CD Linares

El jugador se adueña de la banda derecha del equipo y ya suma 3 goles

ÁNGEL MENDOZALINARES

Partidillo bajo la lluvia el que disputó en la tarde de ayer el Club Deportivo Linares dentro de su preparación para el choque contra el Villanueva. Braojos convocó a sus jugadores a las 15:15 horas en La Garza para ensayar las variantes que se podrán en juego en el domingo, a las 17:00 horas.

Uno de los hombres fijos en el once del técnico es Pedro Díaz. Llegó al club avalado por una formidable trayectoria como capitán del Talavera. Al principio fue criticado por algunos sectores de la afición; no encontraba la regularidad en su fútbol. Hace semanas que se sacudió la presión. Empezó a amoldarse al CD Linares, a desbordar con facilidad y a marcar goles.

«Al principio siempre te cuesta adaptarte en un equipo nuevo, donde te encuentras con gente con la que nunca has jugado. Ahora me siento completamente integrado y sí puedo demostrar mis cualidades en el campo. En lo deportivo no echo de menos Talavera, porque tengo todo lo que quiero aquí. Presión por estar arriba, jugar todos los domingos y que en lo futbolístico nos estén saliendo las cosas bien», explica Pedro Díaz.

Para el interior diestro del Linares, salir de Talavera y afrontar una nueva etapa deportiva a sus 29 años no fue fácil, aunque en Linares se siente feliz. «La gente es maravillosa y he llegado a un club con grandes aspiraciones deportivas. Me ilusiona mucho luchar por el ascenso y eso hace que des lo mejor que llevas dentro. Si además llegas después a campos como el del Granada y te encuentras a casi mil aficionados apoyándote, luchas por ti y también por la gente que siente tanto esta camiseta», afirma Díaz.

Además de los buenos centros que saca desde la derecha, Pedro es también un buen rematador cuando el balón llega de la banda contraria. Ya ha marcado tres tantos con la azulilla y éste es un dato importante, pues en las últimas campañas los centrocampistas del Linares no aportaban muchos goles.

En otro orden de cosas, Fernando Abad regresó ayer de Madrid. Visitó la Federación como representante de los equipos andaluces de Segunda B y se reunió con Delfín Cañas. El máximo mandatario azulillo está contento con el rendimiento del equipo y no se abordó el tema de los refuerzos, que no es una prioridad.