Carlos Sánchez pagó para evitar el embargo a directivos y ex directivos del Real Jaén

Salido dice no saber si se pagará la cantidad de noviembre Noé Calleja asegura que está en buen momento de forma

RAFAEL Gª-CASARRUBIOSJAÉN

El presidente del Real Jaén, Carlos Sánchez, acudió el pasado 24 de octubre a una delegación de Cajasur para evitar que se embargasen las cuentas del los ex directivos José Alfonso Martos, Rafael Teruel y José Miguel Díaz, además de la del actual portavoz, Juan Pedro Peláez y así evitar el embargo de sus propios bienes. El modo en el que lo hizo fue depositando 42.000 euros que saldaban la deuda que el club acumulaba por los impagos de las mensualidades de agosto, septiembre y octubre de un antiguo préstamo de 180.000 euros que pidieron los directivos a nombre del Real Jaén, presentándose como avalistas.

Las deudas del club son históricas y esto es de conocimiento público. Juan Miguel Hitos supuestamente firmó un contrato ante notario al convertirse en dueño de la entidad, con Carlos Sánchez, que versaba que se haría cargo de la misión de sanear las cuentas del club.

Según ha manifestado uno de los directivos afectados, «este préstamo es del club. Nosotros nos hemos presentado como avalistas, pero el dinero ha ido al club íntegramente. He intentado hablar con Hitos, que ha sido el que ha incumplido el contrato, pero no ha querido contactar conmigo. Lo que sí quiero dejar claro es que no voy a renunciar a nada».

Ámbito privado. Este concepto es el que ha querido reseñar el consejero delegado blanco, Luis Salido, refiriéndose a la duda que tienen los directivos sobre si Juan Miguel Hitos se hará cargo de la factura que le ha pasado Carlos Sánchez. «Por un lado, es una tema que responde a la situación económica privada de una Sociedad Anónima. Y por otro, es un acuerdo personal entre el presidente Carlos Sánchez y Juan Miguel Hitos, en el que tendrá que primar su propio criterio, por lo que los terceros no podemos involucrarnos», afirma Luis Salido.

Calleja

El meta Noé Calleja tuvo una desafortunada salida el pasado fin de semana en el partido contra el Córdoba, la cual supuso el primer gol de los visitantes. Sin embargo, lejos de ponerse nervioso, Calleja completó un buen partido, interviniendo en las jugadas con una sobriedad, tranquilidad y sangre fría impropias de un meta que acaba de encajar un gol por un despiste. Nadie en el club desconfía de calidad de este meta, que partido tras partido demuestra la calidad que atesora.

«Después del fallo contra el Córdoba sólo me dediqué a hacer mi trabajo. Estoy en un buen momento de forma, por lo que seguiré luchando bajo los palos para encajar el menor número posible de goles por el bien del equipo», afirmó a IDEAL Noé Calleja.