Gallo asegura que está viviendo una gran campaña en el CD Linares

El delantero ha marcado tres goles en Liga y tres en Copa Destaca la profesionalidad y unión que hay en el vestuario

ÁNGEL MENDOZALINARES
Gallo asegura que está viviendo una gran campaña en el CD Linares

Braojos introdujo una novedad en la alineación del Club Deportivo Linares que saltó al césped del municipal San Pablo. En lugar de Sergio Postigo, su referencia como único delantero de inicio fue David Gallo. El ariete vasco está cuajando una buena campaña y ya ha marcado seis goles entre Copa y Liga.

Goleador clásico de la Segunda B, llegó a la entidad azulilla después de una campaña desafortunada en el Sabadell donde sólo hizo tres dianas. «Lo pase muy mal, pierdes confianza, te pones delante del portero y no sabes qué hacer. En el Linares sí estoy viviendo un buen año porque hay un grandísimo ambiente, gente profesional y todo es muy diferente a lo que viví el año pasado», explica Gallo.

El delantero vasco tiene ocasiones siempre que juega, muchas tan claras que cuesta creer que la pelota no entre. Si la fortuna le acompañara más, ahora estaría entre los máximos artilleros de la categoría. Pero Gallo prefiere pensar en lo que entra, no en los balones que se marchan fuera por poco. «No me preocupa porque sé que, mientras haya ocasiones, tarde o temprano se materializan. Si metiera todas las que tengo, no jugaría en esta categoría. Poco a poco el trabajo da sus frutos, siempre lo he pensado. En el fútbol es el trabajo del día a día lo que te da la recompensa», añade.

Pasado choque

En Écija David Gallo jugó de nueve nato. Sus cualidades físicas se lo permiten, aunque el ariete azulillo se hizo conocido en la categoría jugando como segundo delantero. «Los tres últimos años había jugado de único punta, aunque reconozco que me gusta tener otro delantero al lado», mantiene el jugador del Linares.

El domingo visita Linarejos el Villanueva. Los azulillos tienen en mente no dejar escapar más puntos en casa ante rivales accesibles. Gallo recuerda que «el día del Málaga fue un paso atrás porque contábamos con la victoria. De haberlo logrado, ahora mismo estaríamos un par de puestos más arriba. Sabíamos que empatar con el Écija no era mal resultado».