Braojos considera que el empate en San Pablo fue justo

El entrenador asegura que el Linares dispuso de ocasiones más claras La polémica se desata porque el gol del local Luna no debió subir al marcador

ÁNGEL MENDOZALINARES

Se cumplió el guión previsto en San Pablo. Écija Balompié y Club Deportivo Linares se jugaban tres puntos muy importantes. Pocas ocasiones de gol en la primera mitad como muestra del respeto de los dos contendientes; en la segunda se abrió el marcador y también la polémica. El empate a uno no dejó contento a nadie.

Un punto que sirve más a los azulillos, por ser fuera de casa y ante un rival de elevado caché, que a los hombres de Miguel Rivera. Pedro Pablo Braojos saca una lectura positiva del encuentro y afirma que «los dos fuimos desde el principio a por el partido y se vio la igualdad. Creo que las ocasiones más claras las tuvimos nosotros. Desde la de Gallo a los tres minutos hasta la última del partido de Postigo en el palo».

La polémica llegó en la segunda parte, cuando el Écija se adelantó. La defensa azulilla se quedó clavada ante el desmarque de Luna, que regateó un Manu completamente vendido. Sin embargo, las imágenes del partido han demostrado que la zaga linarense no se equivocaba y Luna partió su carrera de posición ilegal. El gol no debió subir al marcador, aunque el CD Linares se repuso y poco después Gallo firmó el 1-1.

Polémica

«Sin verlo por televisión, estoy convencido de que el gol del Écija era fuera de juego. Quizás, si se hubiera anulado, el partido acabaría cero a cero, eso no se sabe, pero hay que reconocer que el juez de línea se equivocó. En el cómputo global, se puede decir que empate a uno era un resultado justo por los méritos de los dos conjuntos. Fue un encuentro muy equilibrado entre dos equipos que vamos a estar peleando por ocupar una de las cuatro plazas de arriba», afirma con contundencia Pedro Pablo Braojos.

Los azulillos esperaban un rival algo cansado por el choque copero del jueves en el Bernabéu, pero el Écija estuvo entero durante los noventa minutos. Miguel Rivera introdujo algunas novedades para refrescar y los que habían jugado el jueves se mentalizaron para un esfuerzo extra ante el Linares. La Liga es la competición verdaderamente importante.

«Al principio pensamos que sí, que les podía pasar factura el encuentro de Copa. Pero el Écija tiene este año un buen equipo, estuvieron muy bien plantados en el campo y sabíamos que sería difícil pese a que hubieran jugado hace unos días. Nosotros les plantamos cara en su campo y nos llevamos un punto con toda justicia», asegura Braojos al realizar una lectura positiva del partido.

Hubo otra jugada más para la polémica. Una falta a favor de los astigitanos que remató Nolito en el segundo palo y, esta vez sí, el gol fue bien anulado por fuera de juego. La jugada siguió y Postigo estrelló su remate en el palo con todo a favor. Del 2-1 al 1-2 y al final el empate no se rompió.