La tauromaquia se engrandece retomando el Trofeo Manolete

Instantánea de la presentación del codiciado galardón que tuvo lugar en El Pósito.
/ENRIQUE
Instantánea de la presentación del codiciado galardón que tuvo lugar en El Pósito. / ENRIQUE

El prestigioso galardón premiará la mejor faena de la Real Feria y Fiestas de San Agustín 2019 al que optan cinco matadores de toros

ALMUDENA GARRIDOLINARES

Vuelta a las tradiciones. Tras estos últimos años, regresa al mundo de la tauromaquia la entrega del Trofeo Manolete, un prestigioso galardón que premia la mejor faena de la Real Feria y Fiestas de San Agustín, constituido en el año 1948. La presentación del mismo tuvo lugar en El Pósito de la mano del periodista Enrique Alonso, contando con la presencia de numerosos aficionados taurinos; miembros de la corporación, como el alcalde y presidente del jurado, Raúl Caro; y diferentes organizaciones como el Círculo Taurino José Fuentes, la Peña Taurina Enrique Ponce o el Círculo Taurino Curro Díaz.

Puesta en valor

Tal y como el propio presentador explicó, «presentar es poner en valor» y la ciudad de Linares a través de su Ayuntamiento está convencida de que el Trofeo es tal y como siempre se ha reconocido en el escalafón taurino, uno de los más prestigiosos, codiciados y prestigiados dentro de la temporada taurina española, francesa y americana. El Trofeo consiste en una placa rectangular en placa y oro que posee numerosos símbolos de la tauromaquia, así como el busto de Manuel Rodríguez Sánchez 'Manolete', ya que este Trofeo surgió para honrar su memoria.

Hay que recordar que el Trofeo Manolete se constituyó en 1948 para perpetuar la memoria de Manuel Rodríguez Sánchez 'Manolete', que murió un año antes en el Hospital de los Marqueses de Linares después de haber sido cogido mortalmente por el toro Islero en el Coso de Santa Margarita, cuando entraba a matar el 28 de agosto de 1947. De esta manera, en 1948, los linarenses a través del Ayuntamiento quisieron hacer perpetua la memoria de este torero y crearon este trofeo que suponía un estímulo. Por un lado, para que las máximas figuras del toreo acudieran a Linares y, por otro, para estimular la competencia entre ellas.

Algunos datos de este galardón son que el primer matador de toros que recibió el Trofeo Manolete fue Luis Miguel Dominguín en 1948; en 24 ocasiones se ha quedado desierto; y que se han entregado en su trayectoria 47 Trofeos.

En su intervención, el alcalde hizo hincapié en el «esfuerzo» que desde el Consistorio están realizando para «cambiar la imagen de la ciudad. Hemos empezado por la tauromaquia, pero iremos sector por sector». Además, añadió que «queremos engrandecerlo todo. Nuestro trabajo es intentar cambiar la imagen de esta ciudad. Creemos que vivimos en una ciudad estupenda. Si queremos engrandecerla, uno de los primeros pasos es retomar este Trofeo, los matadores tienen que saber que van a luchar por llevarse un trofeo maravilloso, por eso hay que hacer un esfuerzo para que el boca a boca funcione, que se sepa el grado de dificultad que tiene y la maravilla que se pueden llevar a casa».

Al hilo de esta cuestión, Caro afirmó que «os aseguro que, al menos, estos cuatro años, el Trofeo va a seguir presentándose porque tenemos que apoyar todo lo que engrandece la ciudad y siempre nos vais a encontrar cuando se trate de poner en marcha proyectos para cambiar la dinámica y la imagen de esta ciudad».

El objetivo de crecer

Por último, el primer edil reflexionó asegurando que «a mí me ha dado envidia sana cuando he visto las vallas publicitarias del Linares Deportivo con el lema «Te quiero Linares». Si todos partiéramos de esa base y nos dejáramos de ideologías, seguro que tirábamos todos del mismo carro, y seguro que creceríamos muchísimo».