Un revuelto Viernes Santo linarense

El Descendimiento en las calles de Linares. /ENRIQUE
El Descendimiento en las calles de Linares. / ENRIQUE

A pesar de las inclemencias meteorológicas, ambas cofradías no han tenido que lamentar graves daños en sus Titulares 1 Expiración y Descendimiento tuvieron que acortar recorrido, Santo Entierro se quedó en el Templo

ALMUDENA GARRIDOLINARES

Tras una madrugá con poca preocupación con respecto a las inclemencias meteorológicas, la mañana de Viernes Santo comenzó con El Nazareno por las calles de Linares. Debido a la proximidad de lluvia, la Cofradía tuvo que acortar su recorrido y, por tanto, sin realizar la bendición en la Glorieta de América, ya que no discurrieron por el Paseo de Linarejos. A pesar de ello, tanto la Banda de Cabecera como sus Titulares pudieron realizar su estación de penitencia con total normalidad, deleitando a todos los cofrades linarenses que esperaban con emoción el momento de ver a la Cofradía en la calle.

La tarde comenzó con normalidad, dados los buenos partes meteorológicos, dos de las tres hermandades que procesionaban salieron a la calle. La primera de ellas, la Expiración, llegó puntual a su cita pudiendo celebrar su 125 aniversario y el 50 aniversario de la Banda de Cabecera. Tal y como todos los linarenses esperaban, su estación de penitencia se realizó con total normalidad hasta que, a media tarde, el parte meteorológico obligaba a la hermandad a acortar su recorrido. A pesar de ello, no pudieron evitar que llegara la lluvia cuando realizaban su estación de penitencia por carrera oficial. Sin embargo, tras la evaluación de los daños, los titulares se encuentran en perfecto estado.

La misma suerte corrió el Descendimiento, aunque a ellos el agua les comenzó a caer cuando aún quedaban lejos de su sede canónica. A pesar de ello, pudieron celebrar el 40 aniversario de la Banda de Cabecera ya que salieron a la hora prevista recorriendo las calles de Linares para poder realizar su estación de penitencia por carrera oficial para volver a su sede canónica lo más pronto posible.

La última de la tarde, la Cofradía del Santo Entierro, retrasó su salida una hora, dados los malos partes meteorológicos. Sin embargo, los sones de la Banda de Cabecera Quinta Angustia fueron llevados por las calles de Linares hasta la Parroquia de San Francisco. Tras el segundo Cabildo de Aguas, en torno a las 20.00 horas, la Junta de Gobierno de la Cofradía informaba a sus hermanos y hermanas que no realizarían la estación de penitencia, dadas las inclemencias meteorológicas. Tras el anuncio, los titulares de la Cofradía se reestructuraron en la sede canónica dado que la Expiración volvía a San Francisco debido a la lluvia y necesitaban refugiarse.

Temas

Linares