Raphael vuelve a su tierra con aires sinfónicos y electrónicos

Una vez más, Raphael se dejó la piel en el escenario sintiendo el calor de todos sus fans./ENRIQUE
Una vez más, Raphael se dejó la piel en el escenario sintiendo el calor de todos sus fans. / ENRIQUE

El artista, hijo predilecto de la ciudad, ofreció un espectáculo en el que mostró su colección de éxitos de casi 60 años sobre el escenario

ALMUDENA GARRIDOLINARES

El cantante linarense Raphael volvió a la tierra que le vio nacer para ofrecer el único concierto de esta gira 'REsinphónico World Tour' en la provincia de Jaén. La Plaza de Toros de Linares albergó a numerosos seguidores del artista que no quisieron perderse la oportunidad de ver al cantante interpretar en directo grandes clásicos de su carrera, grabados por primera vez con una orquesta sinfónica que, en algunos casos, se une con elementos de la música electrónica; una vuelta de tuerca a las grandes canciones de un profesional tan carismático como es Raphael.

Desde primera hora de la mañana y, a pesar del calor, numerosos fans del artista se agolpaban a las puertas de la Plaza de Toros de Linares esperando con muchas ganas la hora del concierto. A pesar de ello, las fuerzas no flaquearon y lo dieron todo por ídolo.

REsinphónico hizo bailar a todo el público que llenó la Plaza de Toros con éxitos tan conocidos como 'Inmensidad', 'Mi Gran Noche', 'Digan lo que Digan' o 'Yo soy aquel'.

Imagen renovadora

Considerado por el propio Raphael como uno de los discos más importantes de su carrera, sus éxitos más conocidos fueron arropados por una orquesta sinfónica experimentando con la música electrónica. Tal y como el intérprete linarense, Raphael, aseguró cuando presentó el disco del que se pudo disfrutar en el concierto, «la palabra cambio no la soporto. Yo evoluciono hasta donde me dejen. Yo lo que más quiero, por supuesto, es el público; el público me tiene que ver siempre innovando. Espero que pueda decir que he grabado aquí el mejor disco de mi historia».

'El niño de Linares', como tradicionalmente y cariñosamente se le conoce en el municipio, apareció con una imagen renovadora e innovadora para su público. Un show de calidad con orquesta sinfónica de talla internacional; en definitiva, un lujo para todo aquel que en la noche de ayer pudo disfrutar de este emblemático artista en un espectáculo único.

Durante la tarde, el artista linarense Raphael tuvo un momento para acercarse al Pósito, centro de interpretación de la ciudad, así como al museo que lleva su nombre y que aloja numerosos objetos que el propio artista donó para el mismo. Una tarde que quedó para el recuerdo donde el linarense volvió, como en cada visita, a su museo, cuidado con cariño por todos los vecinos.

El lugar que lo vio nacer

Esta fue una de las muchas visitas que el cantante linarense hizo al municipio, sintiendo el calor de todos los vecinos y vecinas que se acercaron al concierto para disfrutar de las canciones de Raphael, un profesional hecho a sí mismo. A pesar de los múltiples conciertos que siempre tiene en sus giras por todo el mundo, siempre tiene un hueco para acudir a la ciudad que lo vio nacer y, a la cual, tiene mucho cariño, como así lo ha demostrado en innumerables ocasiones. Tal y como él siempre manifiesta, siente un cariño enorme por Linares y lleva el nombre de su ciudad por bandera.

La gira de conciertos del artista no acaba aquí. Raphael tiene por delante numerosas ciudades a las que llevará su nuevo disco REsimphónico, así como sus nuevos sones, pero siempre con la vista puesta en su Linares, a la ciudad a la que seguro volverá el año que viene.