«Quiero que mi pregón llegue a todos los corazones»

Antonio Robles, pregonero de la Semana Santa./ENRIQUE
Antonio Robles, pregonero de la Semana Santa. / ENRIQUE

Antonio Robles, pregonero de la Semana Santa de Linares 2019 | El profesional conocido por todos los linarenses será el que pronuncie esta tarde el pregón que inaugura la Semana de Pasión en la ciudad

ALMUDENA GARRIDOLinares

Pregonero de excepción. Antonio Robles será la persona encargada de pregonar en el Teatro Cervantes, a partir de las 20.00 horas, deleitando a todo el público que no dudará en acompañarlo y arroparlo en uno de los momentos más importantes. Desde estas líneas conocemos más a nuestro pregonero de la Semana Santa de Linares.

-Como cofrade y desde su visión privilegiada, ¿qué significa para usted la Semana Santa?

-Para mí la Semana Santa, desde hace casi 25 años, supone un periodo intenso de trabajo en Televisión Linares. Conduzco los programas de carácter cofrade que emitimos en tiempo de Cuaresma y, de Domingo de Ramos a Domingo de Resurrección, las retransmisiones en directo desde Carrera Oficial de cada una de las Estaciones de Penitencia que realizan nuestras Hermandades. Lamentablemente poco tiempo me queda para disfrutarlas en otros rincones de su recorrido pero, aun así, me siento un privilegiado de tener esa atalaya maravillosa que es un balcón desde donde, con mi voz, complemento los sonidos y las imágenes de nuestra Semana Grande.

-¿Cómo entiende que se encuentra la Semana Santa de Linares? ¿Qué mejoraría?

-Sinceramente pienso que nuestra Semana Santa pasa por un buen momento. Es un periodo en el que las hermandades reflejan en la calle el trabajo de todo un año y en Linares esa labor es palpable. Tenemos unas Hermandades muy activas que realizan todo tipo de actividades, la mayoría de carácter solidario. Acciones, muchas de ellas, que no aparecen en los medios de comunicación pero con las que, sin embargo, ayudan a mucha gente que lo está pasando mal. Creo que hay que darle el mérito que merecen. Su gran día llega cuando presentan a sus Titulares durante su Estación Penitencial

-Cuéntenos un momento cofrade que quiera recordar con todos los lectores.

-No sería justo conmigo mismo si destacara uno de entre tantos que he tenido la oportunidad de vivir. Precisamente mi trabajo me ha permitido sentir un caudal de emociones en muchísimas ocasiones, miles. Pero para no esquivar la pregunta recordaré la primera vez que vestí la túnica de la Expiración con 5 años y la ilusión que esa tarde me invadía y me hacía sentir el ser más importante de la tierra. Levantadas y marchas dedicadas y luego un sinfín de petaladas, he de reconocer que me encantan, el tintineo de los varales, el olor a incienso...todo unido que hace que me recorra un escalofrío el cuerpo.

-¿Cómo recibió la noticia de su elección como pregonero?

-Pues supongo que como todos los pregoneros que me han precedido, a través de una llamada telefónica, en este caso de la presidenta de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, pasadas las diez de la noche de un 29 de octubre de 2018. No lo olvidaré nunca. Mari Provi Hurtado me comunicó que el Pleno de Hermanos Mayores y la Permanente de la Agrupación me habían elegido pregonero de la Semana Santa de Linares. Imagínate la sorpresa y, a la vez, la alegría que me dio. Tarde unos segundos en reaccionar y, por supuesto, acepté.

-¿Cuál es su modelo de pregón?

-Es lo primero que pensé cuando ya me hice a la idea de que tenía el honor de pregonar mi Semana Santa, qué clase de pregón iba a hacer. Evidentemente yo no tengo un historial cofrade al uso como si poseen otros pregoneros, sin embargo he escuchado casi todos los de la ciudad y he entrevistado a los que los han escrito, y jamás se me hubiera ocurrido imaginar ni que iba a serlo yo, ni cómo lo haría. Yo definiría mi pregón como una «Oda a las Hermandades de mi tierra en tiempo de Pasión»

-¿Qué le gustaría que quedara de su pregón para el recuerdo?

-Que llegara a los corazones de los que lo escuchan y sintieran el cariño con el que ha sido engendrado desde el primer momento.

-¿Qué es lo que motiva al pregonero para escribir su texto?

-La fe y el amor por la tradición cristiana de mi tierra, el trasladarme a épocas pasadas y ponerme en la piel de algunos de sus personajes, el empatizar con María y su Hijo, con el sufrimiento y la perdida, el ensalzar algunos valores, el cariño desmesurado, la generosidad, la humildad, la paciencia, la aceptación, la resignación, la obediencia y todo aquello que se vivió hace siglos y hoy aún sigo viendo cada vez que pasa un Titular por mi balcón.

-¿Qué supone en la vida de Antonio Robles dar el pregón de la Semana Santa de Linares?

-Uno de los regalos y reconocimientos más hermoso que me han podido hacer en esta tierra que adoro. Un antes y un después, ya que, una vez sacado lo que llevo dentro sobre mi Semana Santa particular, me he vuelto totalmente subjetivo, dando mi versión de la Pasión, Muerte y Resurrección y he invertido totalmente mi papel de periodista interlocutor que transmite a sus oyentes lo que las Hermandades le hacen llegar.

-Por último, ¿qué es lo que va a poder disfrutar esta tarde el público?

-Una puesta en escena de todo lo que llevaba guardado durante estos años y que yo no sabía, en forma de palabras y versos, de exaltación, de oración, con sones que tienen un sentido especial para mí, con detalles mínimos cuidados con esmero y con toques originales que forman parte de lo que soy y en el entorno que me muevo y de quién me rodeo.

Temas

Linares