El PSOE plantea una moción de censura para sacar a Juan Fernández de la alcaldía

Parte de la Ejecutiva del grupo municipal del PSOE./ENRIQUE
Parte de la Ejecutiva del grupo municipal del PSOE. / ENRIQUE

El dictamen de expulsión del alcalde de Linares alude a que no se justifica el destinatario o destino de 1.700 euros mensuales del partido desde 2013

ALMUDENA GARRIDO LINARES.

Más tensión. Nuevo episodio en el PSOE linarense tras conocer el pasado jueves que la Ejecutiva Federal dictó una resolución de expulsión para Juan Fernández (alcalde de Linares y exsecretario general del PSOE local) y Juan Sánchez (exsecretario local de Organización del partido). Ayer se dio un paso más, y el grupo municipal socialista registró una moción de censura ante notario contra el alcalde, una vez que ha sido expulsado del partido y al que, en todo caso, pidió la dimisión «inmediata» como regidor «para garantizar la gobernabilidad y la normalidad en la actividad del Ayuntamiento».

«En estos momentos, Fernández está inhabilitado política y éticamente para seguir al frente de la Alcaldía por la gravedad de los hechos. Si no abandona la Alcaldía, los concejales socialistas renunciarán a sus delegaciones en próximos días», informó en un comunicado la dirección local del PSOE.

En todo caso, precisó que planteará la citada moción de censura con la concejala Macarena García como candidata a la Alcaldía e invitó al resto de grupos políticos a suscribirla «como herramienta para garantizar la estabilidad municipal, como muestra de lucha contra la corrupción y de recuperación de la confianza de la ciudadanía en sus instituciones democráticas». Y es que, según añadió, «lo primordial en estos momentos es salvaguardar los intereses generales» de los ciudadanos de Linares «y con esa obsesión» van a seguir trabajando los socialistas de la ciudad y, específicamente, su grupo de concejales.

«Irregularidades contables que ascienden concretamente a 80.200 euros»

Y de todo ello se habló en una comparecencia ante la prensa, en la que se expusieron los detalles del dictamen de expulsión del PSOE. Así, Macarena García, propuesta como candidata en anunciada la moción de censura, explicó que «todo esto comenzó hace unos meses, concretamente en abril, pero no hemos hecho declaraciones fundamentalmente por dos razones. En primer lugar, por el respeto que se le debe a un proceso tan importante como es la apertura de dos expedientes disciplinarios y por quienes eran los militantes a los que se les abría ese expediente. Y, en segundo lugar, porque este ejecutiva, desde que tomó posesión el pasado 19 de noviembre, no ha querido entrar al trapo nunca en ningún tipo de provocación, una decisión que todos los que la componemos hemos respetado porque este grupo ha venido al PSOE de Linares a trabajar, a sumar, a construir y en esas estamos porque para destruir ya están otros».

Por su parte, el secretario de dichos expedientes, Javier Perales, aseguró que «al realizar el traspaso de poderes, se ha de hacer un cambio de titularidad de la cuenta del banco, lo que nos negaron, por tanto, parte de la ejecutiva tiene un acercamiento con el alcalde, anterior secretario general, el cual también nos niega y nos descalifica hablando de traición». Según Perales, «tal fue la incidencia, que tiene que ser la Secretaría Provincial la que nos haga el cambio de titularidad, ya pasado el 20 de diciembre. Cuando tuvimos acceso a las cuentas y al estado económico del partido, nos encontramos con que no solo hay una cuenta, si no que había dos, que lo que se estaba presentando en la Asamblea en cuanto a balance económico no era real y que existían unas diferencias sustanciales en las cuentas».

Doscientos folios

Por otro lado, y continuando con la información, la instructora de los expedientes, Isabel Ergueta, detalló que «ese informe de más de doscientos folios concluyó hace pocos días con una resolución de la Comisión Ejecutiva Federal de Madrid, de Ferraz, donde se nos comunicó la expulsión definitiva de Juan Fernández y de Juan Sánchez como miembros y militantes del PSOE».

Según Ergueta, «el pasado 19 de abril se le suspende de la militancia a estas personas por parte de la Ejecutiva Federal porque cuando nos traspasan las cuentas vemos unas irregularidades contables que ascienden a más de 80.000 euros, concretamente, 80.200 euros, los cuales, dejan de ingresarse y desaparecen de la cuenta. Esta ejecutiva, comprobando las irregularidades, contrata una auditoría externa que confirma y corrobora que efectivamente falta dinero en el partido, muchos miles de euros, de los cuales, esta ejecutiva no puede hacerse cargo y no es responsable».

Asimismo, considera probado que Juan Fernández rebasó sobradamente los límites de la lealtad y de la responsabilidad para con el partido, al «menoscabar la imagen de los cargos públicos o de las instituciones socialistas», lo que está tipificado como falta muy grave por el artículo 89.f) de los Estatutos Federales.

Además, y, en tercer lugar, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE considera probada la falta de probidad y de honradez de Juan Fernández en el desempeño de cargo orgánico, con irregular administración de los fondos del partido, considerado todo ello como falta muy grave en el apartado b) del artículo 89 de los Estatutos Federales y en el apartado i) del referido artículo que hace referencia al Código Ético.

En concreto, la resolución considerada probado que «desde el año 2013 se detraía 1.700 euros mensuales de una cuenta del partido sin que haya quedado justificado el destinatario, el destino ni la finalidad de dichos importes, sin ser contabilizados ni reflejados en la contabilidad de la Agrupación». Los fondos de esa cuenta se tramitaban «según indicación de Juan Fernández».

Juan Sánchez, 600 euros

En el caso de Juan Sánchez, la resolución considera probado que desde el año 2015 firmaba mensualmente un recibo por importe de 2.102 euros para su ingreso en la cuenta de la Agrupación Municipal, pero que la cantidad ingresada de modo efectivo era de 1.502 euros, es decir, 600 euros menos.

«Pruebas hay de sobra, es más, hay reconocimiento expreso de Juan Sánchez de unas cantidades mensuales que él decía que eran gastos de representación, pero eso no se ha probado en ningún sitio, no tienen el visto bueno de nadie, ni han pasado por Hacienda. Los cheques los firmaba uno y los recibía otro», afirmó.

Tras analizar la situación, la comisión ejecutiva municipal del PSOE de Linares exigió ayer a Juan Fernández que presente su dimisión inmediata como alcalde de la ciudad para garantizar la gobernabilidad y la normalidad en la actividad del Ayuntamiento. En estos momentos, Fernández está « inhabilitado política y éticamente para seguir al frente de la Alcaldía por la gravedad de los hechos», indicaron desde el partido. Si no abandona la Alcaldía, los concejales socialistas renunciarán a sus delegaciones en próximos días.

Moción de censura

En cualquier caso, la dirección local del PSOE avanza que el Grupo Municipal Socialista registró ayer una moción de censura ante notario con la concejala Macarena García como candidata a la Alcaldía. «Se puede presentar y de hecho se presenta porque, legalmente, se permite hacerlo. Tiene sus características especiales, como que los no adscritos no pueden votar, por lo que sería más fácil la dimisión». El PSOE invita al resto de grupos políticos a suscribir esta moción como herramienta para garantizar la estabilidad municipal, como muestra de lucha contra la corrupción y de recuperación de la confianza de la ciudadanía en sus instituciones democráticas, precisaron como argumento.

Por su parte, Manuel Sáez, vicesecretario general del PSOE, aseguró que «el alcalde puede no dimitir y continuar de alcalde porque está en su derecho, pero queríamos hacer público que, a partir de este momento, el único responsable, si se llegara a paralizar la actividad municipal del Ayuntamiento, no es otro que el alcalde si se obstina en no dimitir. No podemos continuar con una persona que no nos representa. Tiene que entregar la Alcaldía a quien la consiguió».

Más

Fotos

Vídeos