«Ocultismo, oscuridad e inmovilismo» en el primer trimestre del Gobierno, según el PSOE

Javier Perales, Daniel Campos y Paqui Díez, concejales del grupo municipal socialista./ENRIQUE
Javier Perales, Daniel Campos y Paqui Díez, concejales del grupo municipal socialista. / ENRIQUE

Los socialistas lamentan que el tripartito local no responda a las cuestiones «que preocupan a la ciudadanía» e insisten en su «labor fiscalizadora»

JUAN JOSÉ GARCÍALinares

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de la ciudad lamenta que el primer trimestre de gestión del equipo de Gobierno local, formado por el tripartito Ciudadanos-PP-CILU, se haya basado, a su juicio, en «el ocultismo, la oscuridad y el inmovilismo». Así lo señaló el portavoz y secretario general del PSOE, Daniel Campos, quien califica de «bochornosa» la manera de operar de los actuales dirigentes políticos linarenses. No en vano, según el concejal socialista, «no quisieron contestar a algunas de las preguntas formuladas en el último pleno cuando son cuestiones que interesan a la ciudadanía».

Es por ello que Campos pide al alcalde y los concejales del Gobierno municipal «claridad, transparencia y la oportunidad de tender la mano a otros partidos para poder trasladar ideas y proyectos de nuestro programa electoral en favor de Linares». Y es que, tal y como recordó, «es la primera vez en Democracia que la oposición no forma parte de la Junta de Gobierno, y aún siendo el PSOE la fuerza política más votada, por tanto, no tenemos información de lo que sucede previamente a las comisiones en cuanto a las decisiones que se toman».

Es precisamente por ese motivo, según Daniel Campos, que los concejales del grupo municipal socialista han de emplear los turnos de ruegos y preguntas de los plenos de la Corporación del Ayuntamiento «para hacer bien la labor de fiscalización al Gobierno de perdedores» que surgió tras las pasadas elecciones. En ese sentido, el líder del PSOE linarense recordó, con respecto a la última sesión ordinaria, que el teniente de alcalde, Javier Bris, no fue capaz de contestar a la pregunta de si se le ha pagado o no los 4.300 euros que CILU prometió destinar al Comedor Social de Cáritas.

«Queremos saber si estamos ante una mentira o ante una presunta o posible malversación de dinero público», apuntó Campos, al tiempo que se refirió a la polémica surgida en torno al concejal de Urbanismo, Javier Hernández (CILU) «por ser trabajador en activo en la Diputación y estar liberado también en el Ayuntamiento». «Eso se tendría que haber dado cuenta en el pleno porque es una situación alegal, seguramente sea ilegal y desde luego es inmoral. De nuevo, CILU miente a los linarenses», manifestó Campos.

Críticas y subvenciones

De otro lado, el portavoz socialista aludió a otros asuntos «de riesgo» como la posible pérdida de ciertas subvenciones por parte del Ayuntamiento y que proceden de la Diputación, concretamente, las partidas destinadas al patrimonio minero y los 150.000 euros anuales para Cástulo. Por su parte, el viceportavoz del grupo del PSOE, Javier Perales, también criticó al Gobierno local por «no cumplir puntos de sus propios programas electorales», en referencia al rechazo de la moción socialista para la mejora del ferrocarril en la provincia, y «por haber puesto a dedo a personas afines a los partidos en cargos de confianza que, además, están asumiendo funciones propias del personal municipal».

En cuanto a las políticas orientadas a los más jóvenes, la concejala socialista Paqui Díez afeó al tripartito local la «falta de seguridad» generada en el 'botellódromo' tras «la retirada de la vigilancia policial permanente». «No estamos de acuerdo con esta medida porque la policía pasa y se va al rato, provocando el acceso de gente de todas las edades y el consumo de drogas», dijo.

Temas

Linares