Dos mujeres arrestadas por «dejar prácticamente sin nada» y en un asilo a la anciana de Linares a la que cuidaban

La víctima había contratado a una de ellas para que la asistiera y cuidara, dejando en manos de ésta sus efectos personales y cuentas bancarias

A. GARRIDO LINARES

La Policía Nacional ha detenido en Linares a dos mujeres que actuaron supuestamente en contra de una mujer de avanzada edad con el supuesto fin de apropiarse de todo cuanto poseía. La víctima había contratado a una de ellas para que la asistiera y cuidara, dejando en manos de ésta sus efectos personales y cuentas bancarias. Esta mujer, presuntamente, aprovechando la confianza que la mujer había depositado en ella, desde el primer momento –en el año 2013– comenzó a realizar extracciones de la cuenta bancaria hasta llegar prácticamente a dejarla vacía. Sustraídos más de 200.000 euros, la arrestada supuestamente no dudó en coger joyas y efectos personales que vendió en una casa de compra-venta de oro. Tras dejarla prácticamente sin nada, inició los trámites documentales con el fin de ingresar a su víctima en un geriátrico de la localidad a pesar de la negativa de ésta, según relata la Policía en un comunicado. la otra detenida, informan en Comisaría, sería su cómplice.

En 2013 la anciana, de 88 años, contrató a una cuidadora. Con el paso del tiempo, la arrestada se ganó la confianza de la anciana, quien dejó en sus manos el dinero de diferentes cuentas bancarias y el libre acceso a todos sus efectos personales y las joyas que poseía.

Más de 200.000 euros

Una vez ganada su confianza, la presunta autora comenzó a realizar extracciones en efectivo de la cuenta de la víctima, supuestamente, para cubrir los gastos de la misma. Sacó más de 200.000 euros de las cuentas bancarias, según el análisis de los investigadores, siendo en algunos meses, extracciones superiores a los 5.000 euros. De igual modo, presuntamente sustrajo la totalidad de las joyas que llegó a vender en una casa de empeños.

En el mes de mayo del pasado año y tras retirar la práctica totalidad del dinero, la presunta autora realizó los trámites documentales y necesarios para el ingreso de la mujer en un geriátrico a pesar de la negativa de ésta, asegurando al personal de la residencia que «ya no podía atenderla». Y allí continúa ingresada hasta al no contar con medios para subsistir en su domicilio habitual.

La principal acusada ha ingresado en prisión por orden del juez. Sus cuentas han sido bloqueadas.

 

Fotos

Vídeos