El mercado de abastos podría volver a tener actividad comercial en vísperas de la Navidad

Estado actual del que será el mercado definitivo./ENRIQUE
Estado actual del que será el mercado definitivo. / ENRIQUE

La cordobesa Antroju S.L. será la que ejecute la primera fase del proyecto, después de adjudicarse en la mesa de contratación

JÉSSICA SOTOLINARES

El mercado de abastos está más cerca de ser una realidad. La mesa de contratación del Ayuntamiento de Linares acordó adjudicar las obras de la primera fase de ejecución a la constructora Antroju S.L. por un valor de 62.915 euros. La oferta que presentó la compañía cordobesa fue la más atractiva, en relación al precio y a la duración de los trabajos, frente a las otras propuestas presentadas por otras dos compañías.

Una vez que ha sido adjudicada la obra, la empresa puede comenzar ya a realizar los trabajos relativos a esta primera fase y que tendrán una duración aproximada de un mes y medio. Este procedimiento ha sido tramitado por la vía de urgencia para acortar así los plazos. Aún así, sí se han producido retrasos porque cuando se derrumbó el Mercado de Santiago, que era el edificio que albergaba todos los puestos, el Ayuntamiento de Linares anunció que las obras del que será el mercado definitivo comenzarían en el mes de mayo. En este sentido, los comerciantes no se muestran muy optimistas con que ahora se puedan cumplir los plazos. «Nos han dicho que para la Navidad podría estar abierto pero no creemos que pueda ser porque la primera fase durará mes y medio; y la segunda, unos cuatro meses, y aún no han empezado las obras allí», sostuvo el portavoz de los vendedores del mercado, Tomás Vico.

En cuanto a las obras de la primera fase, se centrarán en el acondicionamiento del mercado. En la segunda, que se podrá licitar incluso antes de que se terminen los trabajos de la primera, será en la que se instalen los nuevos puestos que se han concretado que sean 18. Una vez que esta finalice podrá volver a abrirse al público. Paradojas de la vida, si se cumplen los plazos y el mercado de abastos vuelve a abrir al público a finales de año, lo hará cuatro años después de que los vendedores que tenían su actividad en el de frutas y verduras (y que será el definitivo) se marchasen al de carne y pescado. Y es que durante el Puente de la Inmaculada de 2014 muchos aprovecharon para llevarse sus productos y enseres al que finalmente se derrumbó en marzo de este año.

Desde el temido 11 de marzo de 2018 y hasta la fecha, ha habido algunos comerciantes que han decidido emprender sus negocios en locales alquilados cerca del mercado de abastos para mantener su clientela. La incógnita es saber ahora cuántos regresarán una vez que vuelva a tener actividad. «Habrá quienes se queden donde están ahora y otros que se mudarán», declaró Vico.

 

Fotos

Vídeos