La Malena denuncia el «incumplimiento continuado» del servicio de aguas

Los vecinos de la zona convocaron una asamblea extraordinaria para tratar la problemática./ENRIQUE
Los vecinos de la zona convocaron una asamblea extraordinaria para tratar la problemática. / ENRIQUE

Los vecinos son los que se hacen cargo del mantenimiento del aljibe lo que les supone un gran coste que debería asumir el Ayuntamiento

ALMUDENA GARRIDOLINARES

La junta directiva de la Asociación de Vecinos La Malena, celebró en la mañana de ayer una asamblea extraordinaria con un solo punto en el orden del día, el solicitar el permiso a los vecinos para entregar las llaves del aljibe de la barriada a los servicios municipales de agua, y en caso de que no se acepten las mencionadas llaves, denunciar al Ayuntamiento y a la empresa mixta Linaqua por el «incumplimiento continuado» del Reglamento Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Depuración de Aguas Residuales de la ciudad.

Esta Junta Directiva señaló que la denuncia no se produce por los hechos acontecidos en el Pleno celebrado el pasado jueves en el Ayuntamiento, sino que la denuncia se produce por el «incumplimiento continuado» del Reglamento mencionada y se le hizo saber a través de los servicios informáticos del Ayuntamiento al equipo de Gobierno, mediante un escrito con registro de entrada.

Continuos problemas

Además, añadieron que «hemos querido significar este punto, con el fin de que tengan una información veraz de los hechos que nos ocupan y no la información ficticia y con verdades a medias que ha dado el equipo de gobierno a los grupos políticos que han preguntado sobre este problema tan serio y preocupante para nuestros vecinos». Hay que recordar que los vecinos de La Malena se encuentran en una situación de continuas averías sufridas por el aljibe del que se abastecen de agua. Para ello, el problema de su mantenimiento se ha convertido en un problema ya que supone un coste de más de mil euros al mes en un mantenimiento que debería asumir el Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio, Linaqua. Tras este problema, la Asociación de Vecinos llegó a un acuerdo con la anterior corporación, pero tras la entrada del nuevo equipo de gobierno los responsables han cambiado. Desde el pasado mes de julio solicitan una comisión para abordar el tema, pero no han obtenido respuesta.