Luces y sombras en una Semana Santa de Linares que se ha saldado sin incidencias graves ni altercados

Agentes de la Policía Local vigilan una de las calles con motivo del paso de las procesiones./ENRIQUE
Agentes de la Policía Local vigilan una de las calles con motivo del paso de las procesiones. / ENRIQUE

El Ayuntamiento valora el trabajo de las fuerzas de seguridad en las calles, mientras que los cofrades hablan de sabor agridulce por el mal tiempo

JUAN JOSÉ GARCÍALinares

Satisfacción en el seno de la Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento por «la ausencia de incidencias graves y altercados en las calles» durante todos los días de la Semana Santa. Tanto la plantilla de Policía Local como los voluntarios de la agrupación de Protección Civil participaron activamente y al completo para garantizar la seguridad en situaciones de gran afluencia de público, fundamentalmente durante el paso de las diferentes procesiones por sus respectivos recorridos penitenciales.

Así, el dispositivo especial de control y vigilancia establecido para la Pasión, en el cual se incluyeron también aspectos como la movilidad y el tráfico rodado, dieron buenos resultados durante todas las jornadas, de tal manera que la celebración se saldó sin problemas ni daños que lamentar. «Agradecer y reconocer la labor de las fuerzas y cuerpos participantes, como Policía Local y Protección Civil, así como a la ciudadanía en general por su comportamiento y buena disposición. Lamentablemente, el tiempo ha deslucido un poco nuestra Semana Santa, pero lo más importante es el buen trabajo realizado por todos para que todo saliera de la mejor forma posible», señaló el teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana y Servicios, Joaquín Robles.

Valoración cofrade

En similares términos se expresó la presidenta de la Agrupación Arciprestal de Hermandades y Cofradías, Mari Provi Hurtado, en relación a la meteorología, ya que la lluvia y la inestabilidad provocaron que hasta seis hermandades (Estudiantes, Rescate, Prendimiento, Columna, Santo Entierro y Nazareno de la Estación Linares-Baeza) no pudieran realizar sus estaciones de penitencia, mientras que otras como Nazareno, Expiración, Descendimiento y Resucitado se vieron afectadas, en mayor o menor medida, y obligadas a acortar recorrido en plena calle.

«Ha sido una Semana Santa con incertidumbre, luces y sombras. Nos quedamos con ese sabor agridulce porque no todas las hermandades han podido salir a la calle, pero permanece la ilusión por seguir trabajando para el año que viene», señaló Hurtado. Pese al mal tiempo, se notó buen ambiente en las calles y numerosos vecinos y sobre todo visitantes no quisieron dejar pasar la oportunidad de salir a ver las procesiones y disfrutar del tapeo local.

Temas

Linares