Le da un puñetazo a una médica en la cara sin mediar palabra y «por ser mujer» en Linares

Imagen de archivo de una agresión./R. L. P.
Imagen de archivo de una agresión. / R. L. P.

El presunto agresor se encuentra en libertad con cargos mientras que la agredida está de baja por las lesiones y por secuelas psicológicas

M. Á. C./EFEJaén

En libertad con cargos tras agredir en la madrugada del martes a una médica de urgencias que se encontraba de guardia en el centro de salud Virgen de Linarejos en Linares. La mujer fue agredida por un hombre de 24 años de nacionalidad paquistaní, quien, sin mediar palabra, le propinó un puñetazo en la cara, tirándola al suelo, y provocándole varias lesiones, según fuentes cercanas al caso.

Tanto las declaraciones realizadas en el juzgado por la agredida y el agresor ponen de manifiesto que la médico fue agredida por el hecho de «ser mujer», explican fuentes de la defensa, y que gracias a la intervención de sus compañeros de trabajo, que redujeron al hombre, no continuó agrediéndola. La doctora agredida se encuentra de baja laboral debido «no solo a las lesiones físicas causadas si no las secuelas psicológicas».

El detenido fue puesto en libertad con cargos, sin una orden de alejamiento respecto a la víctima, según las fuentes. El juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Linares considera que las lesiones causadas «no revisten la gravedad suficiente como para adoptar una medida de ese tipo, aun encontrándose el detenido en situación irregular en España» y habiendo sido solicitada por la acusación particular.

Hace una semana una enfermera adscrita al mismo centro de urgencias también resultó agredida, siendo golpeada según denunció, por un paciente al asistirlo en su domicilio.

Profesionales sanitarios de Linares se encuentran, según fuentes cercanas, «indignados y desprotegidos» por la situación en la que tienen que desarrollar su trabajo diariamente, no contando en muchos de sus centros con personal de seguridad para poder actuar ante este tipo de situaciones.

Consideran que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) debe tomar cartas en el asunto y dotar a dichos centros de las medidas de seguridad necesarias para que los profesionales puedan desarrollar su trabajo en unas óptimas condiciones de seguridad.

El registro incluido en el Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los Profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía contabilizó el año pasado 128 agresiones a estos trabajadores en la provincia de Jaén, lo que supone un incremento con respecto a las 90 de 2016.

128 agresiones al año

En concreto, de esas 128 agresiones que sufrieron en 2017 los profesionales sanitarios jienenses, 118 fueron no físicas y diez fueron físicas, frente a las 15 físicas y 75 no físicas que se registraron en el ejercicio anterior, según datos de la delegación territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

 

Fotos

Vídeos