Juan Fernández y Juan Sánchez defienden su «honor»

Juan Fernández y Juan Sánchez, ayer en el hotel Santiago. /ENRIQUE
Juan Fernández y Juan Sánchez, ayer en el hotel Santiago. / ENRIQUE

No descartan impugnar el proceso de las Primarias del PSOE linarense y centran sus críticas en Francisco Reyes y Pilar Parra

JESSICA SOTOLINARES

Juan Sánchez y Juan Fernández dieron ayer por la tarde su versión del expediente disciplinario que el PSOE les abrió hace unos meses. En el hotel Santiago y acompañados por su representante legal, Rocío Garrido, el que fuera el secretario de organización del PSOE linarense y el ex secretario general de la misma agrupación local defendieron su gestión y su «honor» durante los casi 40 años de militancia.

Para la abogada lo que ha existido en este procedimiento ha sido un «atropello procedimental» ya que, según explicó, no se le dio audiencia a los interesados, sino que antes de poder defenderse recibieron una resolución con fecha de 23 de abril por parte de la Comisión Ejecutiva Federal como consecuencia, según afirmó la letrada, de una denuncia interpuesta por la Comisión Ejecutiva local. «Linares es quien le da parte a Madrid y lo que ellos reciben de buenas a primeras es una suspensión cautelar de militancia, sin más. Lógicamente, esa resolución está recurrida ante la Comisión Federal de Ética y Garantía del Partido Socialista, que es el órgano competente para resolverla, porque lógicamente existe un quebrantamiento de normas y garantías procesales estaturias y reglamentarias a nivel interno del partido», dijo Garrido.

Cuenta mancomunada

La resolución la recurrieron el 3 de mayo y ese mismo día se incoa el expediente disciplinario por parte de la Comisión Ejecutiva Local de Linares. Un día más tarde, se le da traslado a los dos expedientados, pero sin darles audiencia y se les dio un plazo entonces por si querían recusar a la instructora del expediente, Isabel Ergueta. Según la abogada se vuelve a quebrantar el procedimiento porque se debe especificar qué norma se infringe y qué sanción conlleva, cosa que en el que caso de Juan Sánchez no se le imputa «absolutamente nada».

Respecto a los motivos económicos por los que se le ha abierto el expediente a Juan Fernández, este aclaró que la cuenta bancaria del partido era mancomunada y enseñó un extracto bancario en el que aparecían tanto su firma como la de Pilar Parra. Con ello quiso repetir que todo se hacía era de forma consensuada por lo que no comprende por qué solo se le hace a él responsable de las presuntas «irregularidades» económicas del PSOE linarense.

Quisieron aclarar que no se presentaron la semana pasada en la Agrupación local del PSOE para defenderse porque su abogada presentó un escrito en el que explicaba que no podían acudir por encontrarse ambos esos días fuera de la ciudad «por causas de fuerza mayor». Asimismo, solicitan la recusación de Isabel Ergueta por la «enemistad manifiesta» que existe entre ella y Sánchez y Fernández, «por lo que creemos que ella no es la que debe instruir este expediente», añadió la representante legal. Sí van a presentar las alegaciones en el tercer y último plazo de 15 días que les ha dado el partido.

Y si el tema ya no estuviese revuelto por sí, la abogada afirmó que se pueden impugnar las Primarias del PSOE linarense y «esto no ha hecho nada más que empezar porque no pueden quedar desamparados, indefensos y con una serie de actuaciones arbitrarias», destacó Garrido.

Las críticas hacia el que fuera uno de sus pupilos no se hicieron esperar. Fernández calificó al actual secretario general del PSOE de Linares de «chaquetero» puesto que, según él, primero apoyó a José Antonio Pérez Tapias, luego a Pedro Sánchez, más tarde a Susana Díaz y, de nuevo, a Pedro Sánchez. «¿Qué capacidad camaleónica? Nosotros hemos mantenido durante más de 15 años la paz en esa agrupación local», sostuvo Fernández.

Los dardos tanto de Juan Sánchez como de Juan Fernández también se dirigieron principalmente hacia dos personas: Francisco Reyes y Pilar Parra. «Con una estrategia malévola que urde fundamentalmente la que era vicesecretaria general y que es vicepresidenta primero de la Diputación y manejando a títeres y marionetas, con calumnias y difamación sobre las personas manejan a una agrupación y a unos militantes a los que yo no hago responsables porque no sabían lo que estaba pasando, pero ahora sí saben lo que está ocurriendo y lo que venía después», sostuvo Fernández. Juan Sánchez, por su parte, fue muy duro con Reyes. «Con mi honestidad no juega ni Pedro, ni Susana, ni mucho menos, el impresentable de Paco Reyes, que es un político que miente como un bellaco. Es el máximo responsable de la provincia y si él nos acusa a nosotros de que hay irregularidades contables, él todos los años recibe todas las cuentas de todas las agrupaciones y han sido aprobadas siempre», dijo Sánchez. Por último, Juan Fernández no aclaró cuál va a ser su futuro político.

 

Fotos

Vídeos