Hogueras, bendición de animales y rosquillas para que la tradición siga viva en Linares

Bendición de animales en el centro parroquial de 'La Paz'./ENRIQUE
Bendición de animales en el centro parroquial de 'La Paz'. / ENRIQUE

Doble cita para celebrar la festividad de San Antón de manera simbólica | El centro parroquial del Sagrado Corazón albergó el 'día de las mascotas' y alumnos del 'Paulo Freire' quemaron en una gran lumbre el 'pelele del paro'

JUAN JOSÉ GARCÍALINARES

De manera simbólica y con la participación de numerosos vecinos de la ciudad. Así fue como se celebraron, vivieron y disfrutaron las dos citas organizadas en Linares, durante esta semana, con motivo de la festividad de San Antón. Un año más, y fieles a la tradición que rodea al patrón de los animales, decenas de personas acudieron hasta el Centro Parroquial del Sagrado Corazón, ubicado en la barriada de La Paz, para no perderse el ya consolidado día de las mascotas, haciéndolo, como no podía ser de otra manera, en compañía de sus respectivos 'mejores amigos'.

Así, gracias a la iniciativa del sacerdote Miguel Cámara, se procedió a la bendición de cuantos perros, gatos, aves de distintos tipos (especies exóticas en su mayoría), tortugas o conejos fueron llevados hasta el patio exterior del templo, lugar donde se instaló un pequeño altar para proceder con la ceremonia. Fue una jornada familiar llena de alegría, en la que no faltó algún que otro ladrido o maullido, y sobre todo quedó muy patente el profundo amor y cariño que se profesan, mutuamente, tanto mascotas como dueños.

«Esta iniciativa lleva haciéndose ya cinco años y cada vez tiene mejor acogida entre la gente, por eso con el tiempo procuramos hacer la fiesta de los animales. Este es el segundo año que pedimos a la gente que nos traiga alimentos para animales, perros y gatos fundamentalmente, y los donamos a la Protectora Arconatura. Desde que llegué a Linares se me ocurrió celebrar aquí también esta jornada de bendición, al igual que se hace en otros municipios, ya que personalmente me gustan mucho los animales y tengo perros», explicó el párroco del Sagrado Corazón, Miguel Cámara.

Aunque las mascotas congregadas fueron las principales protagonistas de esta celebración en honor de San Antonio Abad, el acto se complementó con la bendición y posterior reparto gratuito entre el público de alrededor de 300 rosquillas de pan, unos elementos que también forman parte de la tradición religiosa y popular de dicha festividad.

Centro Paulo Freire

Por su parte, la comunidad educativa del Centro de Educación Permanente 'Paulo Freire' también vivió de manera especial la fiesta de San Antón. Tanto alumnos como profesores organizaron una multitudinaria jornada de convivencia en la que no faltó un exquisito almuerzo y la simbólica hoguera. Unas trescientas personas de diferentes barriadas de la ciudad se acercaron a participar de una actividad que lleva haciéndose más de veinte años.

«Se trata de una jornada de convivencia para intentar recuperar tradiciones populares. Fue un éxito de participación y la gente disfrutó de este día entre compañeros y amigos, fue muy agradable. Se hicieron migas y una barbacoa, y ya por la tarde se quemó en la lumbre un pelele hecho por las propias alumnas que simbolizaba el paro en Linares. Fue también una manera de reflexionar sobre aquellos problemas que se queman», afirmó el director del centro, Adrián Sánchez-Bermejo.

Temas

Linares