El grupo municipal socialista renuncia a todas sus delegaciones en el Ayuntamiento de Linares

Bancada socialista y el alcalde al fondo, durante un pleno municipal linarense./ENRIQUE
Bancada socialista y el alcalde al fondo, durante un pleno municipal linarense. / ENRIQUE

Los ediles apelan al «diálogo» con el resto de fuerzas de la Corporación para sacar adelante la moción de censura contra Juan Fernández

JUANJO GARCÍALinares

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Linares, formado ya en la actualidad por ocho concejales, ha renunciado a sus delegaciones de Gobierno en la ciudad. Tras la expulsión del alcalde, Juan Fernández, de las filas del PSOE como militante, los ediles de esta formación política anunciaron en rueda de prensa (solo estuvieron presentes seis de los ocho) su decisión de dejar sus respectivas áreas, toda vez que el regidor se niega a dimitir de su cargo.

Así las cosas, además de la correspondiente renuncia, el grupo municipal socialista también ha presentado un escrito para expulsar del mismo al propio Fernández y a Joaquín Robles, edil afín al alcalde linarense. «Es una decisión muy dura que hemos tomado por coherencia y esperamos que la ciudadanía lo comprenda», señaló el concejal Luis Moya, a quien el propio alcalde ya le retiró, al igual que a Pilar Parra, sus delegaciones por «falta de confianza».

En este punto, el PSOE mantiene en pie la moción de censura que presentó ante notario para apartar a Juan Fernández de la Alcaldía. El partido considera que las siglas prevalecen y el bastón de mando le corresponde. Es por ello que la formación apela al «diálogo» con el resto de fuerzas de la Corporación Municipal para que den su apoyo a la iniciativa. «Algunos grupos ya se han definido, aunque les pido que reflexionen porque hay tiempo para hablar y dialogar. Pero una persona que ha sido expulsada de su partido por falta de honradez no puede ser alcalde de Linares», señaló la edil Pilar Parra.

Fotos

Vídeos