Francisco Tirado inicia en solitario una huelga de hambre para pedir una salida a la situación de Linares

El linarense Francisco Tirado en el Ayuntamiento. /ENRIQUE
El linarense Francisco Tirado en el Ayuntamiento. / ENRIQUE

El linarense solicita a la Junta una fecha de reunión con el Ayuntamiento de la ciudad y con la Plataforma 'Todos a una por Linares'

ALMUDENA GARRIDOLINARES

El linarense Francisco Tirado comenzó en la mañana de ayer una huelga de hambre en la plaza del Ayuntamiento con el objetivo de que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ponga una fecha para reunirse con el Ayuntamiento de Linares y con la Plataforma 'Todos a una por Linares'. «Esta situación ya es insoportable porque los jóvenes se están marchando y el paro cada vez es mayor. Afortunadamente tengo trabajo, pero me importa la situación de Linares. Por eso, utilizo mis vacaciones en el trabajo para reivindicar esa reunión. Espero que para el 19 de septiembre que terminan pueda haber tenido ya alguna respuesta. No tengo prisa y estaré aquí el tiempo que sea necesario», aseguró.

Además, el vecino linarense se encuentra recogiendo firmas que apoyen su reivindicación para que llegue lo antes posible a oídos de la presidenta de la Junta de Andalucía. «Lo único que quiero es una fecha para que se le pueda exponer la problemática de Linares porque después de tantas citaciones y escritos que se han enviado, Linares no merece la prepotencia ni la soberbia con la que se está tratando. Por tanto, creo que poner una fecha está dentro de su trabajo», afirmó.

«Espero una fecha»

Tirado expuso que «tenemos una bajada de población y una tasa muy alta de paro. Si con las manifestaciones no tenemos respuesta, habrá que darle una vuelta más. Esto no se trata de cuestiones políticas, por eso no vine con carteles, solo espero que se ponga una fecha».

Hay que recordar que la actual presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, aún no ha visitado la ciudad de Linares para interesarse por la preocupación de sus ciudadanos. Muchas han sido las solicitudes que se han destinado a Sevilla para conciliar una fecha en la que los dirigentes linarenses se reunieran con Díaz para poder llegar a un acuerdo en torno a uno de los temas más controvertidos en la actualidad como es la reindustrialización de Linares. De esta manera, se darían respuesta a todos los compromisos adoptados por el Parlamento andaluz para ese plan de reindustrialización que diera una respuesta a los numerosos problemas de la ciudad, sobre todo, en relación con el paro, el cual ya es de cerca de un 39%, lo que obliga a la mayoría de los jóvenes a emigrar de su ciudad natal para encontrar oportunidades de trabajo fuera de ella. Con esta huelga de hambre, en la cual asegura que «no se cuánto aguantaré», quiere que «todos tengamos suerte y que recibamos una respuesta para poder acabar con la situación de crisis que asola el municipio y que hace que la población no avance sino que se quede estancada».

Tal y como comentó a los medios de comunicación, espera que a través de televisión, prensa y radio, llegue esta reivindicación a Susana Díaz para que pueda convocar una reunión y así llegar a un acuerdo para reflotar la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos