Los escolares regresan a sus quehaceres

Sobre estas líneas, detalles de la fiesta que el Colegio San Joaquín organizó para darle la bienvenida al nuevo curso escolar 2018/2019: /SCA COLEGIO SAN JOAQUÍN
Sobre estas líneas, detalles de la fiesta que el Colegio San Joaquín organizó para darle la bienvenida al nuevo curso escolar 2018/2019: / SCA COLEGIO SAN JOAQUÍN

Septiembre trae consigo la 'vuelta al cole' para miles de niños y niñas linarenses de varias edades

JUAN JOSÉ GARCÍA SOLANOLINARES

Hace tan solo seis días que las vacaciones de verano se acabaron para los más pequeños del sistema educativo andaluz. El pasado lunes, una nueva etapa escolar arrancaba en la ciudad de Linares, con lo que miles de niños y niñas de diferentes edades iniciaban la tradicional vuelta al 'cole' en los diferentes centros locales. En concreto, 5.061 alumnos de Educación Infantil y Primaria se enfundaban sus mochilas para poner rumbo hacia las aulas. De esa cifra, 457 tenían apenas 3 años.

Las sensaciones en el primer día de clase eran de lo más variopintas entre los pupilos linarenses. En general, la jornada inaugural del presente curso 2018-2019 se desarrolló entre alegrías, risas y reencuentros, sin olvidar los típicos nervios que ya se dejaban notar incluso desde la noche anterior. Y es que, tras tres largos meses estivales sin pisar el colegio, por fin llegaba el turno de volver a ver a los compañeros de pupitre, a los amigos y, cómo no, a todos los 'profes' y las 'seños'. Todo ello se reflejó en un entusiasmo mayoritario que estaba mucho más extendido entre los cursos de 'los mayores', ya que entre los más pequeñitos (aunque no en todos los casos, claro está) no faltaron los llantos ni las negativas a soltar de la mano a sus padres, madres o abuelos.

Sea como fuere, el primer día de 'cole' fue considerado un momento muy especial por los diferentes centros educativos de Linares, de ahí que se le concediera cierto carácter festivo a tan importante jornada. No en vano, el recibimiento al alumnado más joven se realizó en horarios especiales y, además, con celebraciones por todo lo alto para poner una gran nota de color y buen ambiente. Qué mejor que empezar el curso que con juegos, música, actividades y divertidos talleres para garantizar el disfrute de todos. En esa línea, colegios como 'San Joaquín' o 'SAFA' hicieron más que llevadera la mañana del comienzo de etapa, al igual que 'Ciudad de Linares', 'Sagrado Corazón' o 'Salesianos', donde de nuevo volvió a 'respirarse vida' entre sus pasillos y sus aulas.

Las estampas de ilusión que cada año deja la vuelta al 'cole' no solo se evidencian entre los estudiantes, también es algo que se deja notar entre el profesorado, los equipos directivos, el personal de los centros y, por supuesto, en los propios familiares. La etapa formativa es una de las más esenciales en la vida de las personas, de ahí el importante esfuerzo y la apuesta firme que se hace entre todos para que los escolares linarenses tengan lo mejor de cara a su futuro. Así, una vez iniciado el curso, quedan por delante varios meses para que los niños y niñas de la ciudad desplieguen sus ganas de aprender y reciban de sus docentes las enseñanzas que precisan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos