Unos equipos detectarán fugas de agua en la red de abastecimiento de Linares

Presentación de los nuevos equipos./ENRIQUE
Presentación de los nuevos equipos. / ENRIQUE

El Ayuntamiento también está en periodo de tramitación para la adquisición de un camión eléctrico para el servicio de aguas y de un cajero

ALMUDENA GARRIDOLinares

Las nuevas tecnologías se imponen en la planta de Linaqua. En la mañana de ayer, se presentaron los nuevos equipos para localización y detección de fugas en la red de abastecimiento. Un total de 85 equipos son los que se han adquirido. Los mismos, se instalan en la red de abastecimiento, detectan de forma automática la existencia de una fuga y transmiten de forma remota a un ordenador en el que se puede identificar en un mapa la situación de las averías, de forma que se proceda por parte del personal a descubrir y reparar. Estos equipos amplían el equipamiento que tiene Linaqua para la búsqueda de fugas, 20 equipos para contadores de sectorización, correlador y geófogo.

Tal y como el propio Joaquín Robles afirmó, «se trata de algo innovador que detecta las fugas y hace que se ahorre en tiempo y, sobre todo, que no se desperdicie tanta agua». En cuanto al funcionamiento de estos nuevos equipos, el gerente Ramón Martín explicó que «estos equipos miden los ruidos que se producen por la noche, los envía vía radio o telefonía a los ordenadores de la oficina y nosotros conocemos esas anomalías. Iremos sembrando estos equipos en distintos barrios. Los mismos, medirán el ruido de las tuberías a las dos de la madrugada durante cinco minutos, así detectará si hay o no avería. Para evitar confusiones por activaciones de bombas de agua, a las tres de la madrugada se medirá de nuevo y si se detecta sonido, a las tres y media lo graba y a las seis lo manda a los ordenadores. De esta manera, se posee la información de manera inmediata».

Reducción de papel

Otra de las novedades que se presentaron fue la reducción del tema del papel gracias a una APP para los trabajadores, de esta manera, ellos mismos reciben en su móvil las órdenes de trabajo con las direcciones. Así, ellos mismos podrán distribuirlas por calles y por urgencias. El objetivo de esta iniciativa es hacer más eficiente el trabajo. Durante el día de ayer, a todos los trabajadores se les dio un curso acerca de estas dos últimas innovaciones.

Por otro lado, Robles aseguró que existen diversas inversiones pendientes de tramitación como la adquisición de un camión eléctrico para el servicio de aguas o de un cajero que se instalará en las oficinas para que la ciudadanía no tenga problema al pagar las facturas y lo pueda realizar fuera del horario de oficina. Tendrá el mismo funcionamiento que cualquier cajero automático, únicamente para ingresos.