Aeroepoxy, a la espera aún de la llegada de un comprador que garantice su estabilidad

Imagen de archivo de una de las concentraciones protagonizadas por la plantilla de Aeroepoxy./ENRIQUE
Imagen de archivo de una de las concentraciones protagonizadas por la plantilla de Aeroepoxy. / ENRIQUE

La plantilla, formada por 54 empleados, continúa trabajando hasta octubre dentro de un ERTE y con cierta «incertidumbre» por la falta de novedades

JUAN JOSÉ GARCÍALinares

Aeroepoxy Composites Andalucía, actualmente en proceso de liquidación mediante un concurso de acreedores, sigue aún a la espera de que llegue algún comprador que garantice su estabilidad y, sobre todo, la de su plantilla, formada en la actualidad por 54 trabajadores. Por el momento, y en virtud de un auto dictaminado por la titular del Juzgado de Primera Instancia número 4 y de lo Mercantil de Jaén, según el cual se autorizó la venta de la compañía, se han recibido varias ofertas que están siendo estudiadas.

El hecho de que todavía no se haya formalizado la adquisición de Aeroepoxy trae consigo incertidumbre para sus empleados, quienes confían en que, con la llegada del mes de septiembre, vengan noticias positivas para el futuro de la planta linarense. «El concurso de acreedores sigue abierto y los administradores concursales se encargan de la gestión, pero los trabajadores no están del todo tranquilos hasta que no se produzcan novedades significativas. Nosotros seguimos apostando firmemente por la continuidad de los empleados en sus puestos de trabajo. Sabemos que hay varias empresas interesadas en hacerse con Aeroepoxy, pero es la jueza la que tiene que decidir la mejor oferta», señaló el secretario general de Comisiones Obreras en la provincia de Jaén, Francisco Cantero.

El representante sindical considera como algo «prioritario» la situación de la plantilla, de ahí que lo deseable sería poder contar con un comprador fuerte que despeje las dudas y temores de los operarios. «Nosotros no vamos a aceptar que venga una empresa y a los dos días se vaya. El trámite es duro y mientras hay vida, hay esperanza. Lo más positivo es que los trabajadores siguen en sus puestos y mantendrán el ERTE hasta el próximo mes de octubre. Confiamos en que durante estos meses se produzca algún avance importante para esta industria», agregó Francisco Cantero.

Hasta la fecha son dos las ofertas de compra en firme que hay sobre la mesa para hacerse con las riendas de Aeroepoxy: una viene de la compañía andaluza Meupe y asciende a medio millón de euros, mientras que la otra procede de un grupo canario y rondaría los 450.000 euros. Ambas empresas tendrían que ratificar los términos de su oferta y, a partir de ahí, tomar la decisión para hacer efectiva la venta, aunque la última palabra la tendrá la jueza encargada de dirimir todo el proceso del concurso de acreedores.

Actividad productiva

Mientras tanto, los 54 trabajadores de Aeroepoxy siguen en ERTE hasta el 31 de octubre, haciendo una jornada reducida y sacando adelante aquellos pedidos que reciben, principalmente, de Airbus. Cabe recordar que, hace aproximadamente un año, la empresa se encontraba en una situación muy delicada porque la carga de trabajo escaseaba y, por ende, su futuro pendía de un hilo. Así las cosas, con el paso del tiempo, el futuro parece algo más esperanzador y en ello tuvo mucho que ver la presión de los trabajadores y el apoyo político y ciudadano. Ubicada en el Polígono de Los Rubiales, Aeroepoxy se dedica al diseño, fabricación, venta y distribución de productos confeccionados a base de fibra de vidrio y similares para el campo de la aviación, el modelismo y el sector ferroviario.

Temas

Linares

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos